Mueren 5 supuestos terroristas en un nuevo bombardeo estadounidense en Yemen

Los combatientes de Al Qaeda y otros grupos afines controlan desde 2011 amplias zonas de la provincia de Abian, donde se registró el ataque.

Saná

Al menos cinco personas sospechosas de pertenecer a la red terrorista Al Qaeda murieron hoy en un bombardeo de un avión no tripulado de Estados Unidos en el sur del Yemen, el segundo ataque de este tipo en poco más de 24 horas.

Un responsable de seguridad informó a Efe de que el ataque tuvo como blanco un campamento de entrenamiento de los extremistas, situado en la zona montañosa de Al Mehfed, en la provincia de Abien.

El ataque del dron estadounidense causó también heridas a otros seis supuestos miembros de Al Qaeda, según la fuente.

Por su parte, el Ministerio de Defensa yemení informó en un breve comunicado de que esos extremistas planeaban lanzar ataques contra instalaciones "vitales" del sur de Yemen, sin precisar cifras de víctimas.

Los combatientes de Al Qaeda y otros grupos afines controlan desde 2011 amplias zonas de la provincia de Abian, donde se registró el ataque.

Este bombardeo se produce un día después de que otro similar lanzado también por un avión no tripulado estadounidense acabara con la vida de al menos diez supuestos terroristas y tres civiles en la provincia meridional de Al Baida.

Los polémicos ataques con drones de EE. UU. son frecuentes en el Yemen, ya que Washington considera a este país un frente avanzado en su lucha contra Al Qaeda.

Las autoridades estadounidenses apuntan que la organización Al Qaeda en la Península Arábiga, con base en el Yemen, es uno de los brazos más peligrosos y activos de la red terrorista.

Este tipo de bombardeos se producen pese a que el Parlamento yemení prohibió el pasado 15 de diciembre que drones estadounidenses sobrevuelen su territorio, aunque la Cámara carece de autoridad en el actual periodo de transición.

El Parlamento tomó esa decisión después de la muerte de trece personas, entre ellas civiles, en un bombardeo contra un convoy de una boda en el centro del país, que las autoridades aseguraron que había sido lanzado contra líderes de Al Qaeda.