Mueren 16 personas por ciclón en isla italiana de Cerdeña

Entre las víctimas estaban cuatro personas de una misma familia de nacionalidad brasileña, que perdieron la vida ahogadas cuando el agua inundó el departamento en el que residían

Roma

El balance registrado hasta hoy por el paso del ciclón Cleopatra, que el lunes anterior afectó a la isla italiana de Cerdeña, era de 16 muertos y mil 900 desalojados, informó Protección Civil en un comunicado.

Resaltó que las víctimas eran 16 y no 18, como informó la víspera el ministro del Medio Ambiente, Andrea Orlando.

Entre las víctimas estaban cuatro personas de una misma familia de nacionalidad brasileña, que perdieron la vida ahogadas cuando el agua inundó el departamento en el que residían en el sótano de una villa en la localidad de Arzachena.

También murieron una mujer de 42 años y su hija de dos cuando el vehículo en el que viajaban fue arrastrado por la crecida de un río en el pueblo de Bandinu; así como un hombre y su hijo de tres años ahogados en otro río desbordado a las puertas de la ciudad de Olbia.

Protección Civil confirmó que mil 900 personas debieron ser evacuadas y pasaron la noche en albergues acondicionados.

El meteoro causó derrumbes de puentes, carreteras y construcciones, además de inundaciones que en algunas localidades alcanzaron los tres metros de altura.

El Ministerio del Medio Ambiente confirmó que en 24 horas cayó sobre la isla la cantidad de lluvia que normalmente se registra en seis meses.

De acuerdo al experto en clima, Giampiero Maracchi, de la Universidad de Florencia, el ciclón fue una consecuencia del cambio climático y, en particular, del aumento de la temperatura en el Mar Mediterráneo.

"El calor del mar se transforma en humedad que sube y alcanza a la energía que se encuentra en la atmósfera. Así, cuando el aire frío que llega del Norte choca con el aire caliente de África se forma un muro de lluvia y el calor del mar alimenta el proceso", explicó.

En tanto, el servicio meteorológico advirtió que el fenómeno se trasladó a las meridionales regiones de Calabria, Puglia y Basilicata, donde también fueron reportadas inundaciones.