Mueren 2 palestinos en redadas del Ejército israelí en Nablus y Ramala

En total, cinco palestinos han muerto en Cisjordania desde el comienzo de la operación militar, la mayor desde la conocida como Muro de defensa en 2002.

Jerusalén

Dos palestinos murieron y once resultaron heridos en las últimas horas en los distritos cisjordanos de Nablus y Ramala, donde el Ejército israelí continua su operación contra el movimiento islamista Hamás a raíz de la desaparición de tres jóvenes judíos hace nueve días.

Uno de los palestinos murió en un enfrentamiento en Ramala cuando trataba de impedir que fuerzas israelíes inspeccionaran una vivienda, mientras que el otro, aparentemente discapacitado mental, deambulaba por una zona donde se registraba actividad militar y fue tiroteado, informó la agencia Maan.

En total, cinco palestinos han muerto en Cisjordania desde el comienzo de la operación militar, la mayor desde la conocida como Muro de defensa en 2002.

La pasada madrugada al menos otros once palestinos resultaron heridos y una decena fueron arrestados en el marco de la operación "Devolved a nuestros hermanos", que el Ejército israelí inició hace nueve días tras la desaparición de tres estudiantes de un seminario rabínico en el bloque de asentamientos judíos de Gush Etzión.

Israel ha acusado a Hamás de su secuestro, aunque desde entonces no se tiene ninguna pista más allá de la llamada de uno de ellos informando en susurros a la Policía de que estaba siendo secuestrado.

Un oficial israelí que participa en la búsqueda dijo hoy a la edición electrónica del diario Yediot Aharonot que unos 350 palestinos han sido arrestados desde el comienzo de la operación y que se han inspeccionado 1.300 viviendas.

Desconcertadas por la falta de alguna pista, las fuerzas israelíes revisan en las últimas veinticuatro horas desagües y tuberías en la zona de Hebrón por si los jóvenes, de entre 16 y 19 años, hubiesen sido arrojados a una de ellas por sus captores.

Mientras tanto, la frontera entre Gaza e Israel experimenta poco a poco una nueva escalada en paralelo a la intensificación de las actividades israelíes en Cisjordania.

Fuentes militares informaron de que la pasada madrugada un palestino armado con una granada fue detenido en las proximidades del kibutz Sde Abraham, fronterizo con la franja.

El suceso seguía a varios ataques aéreos israelíes contra posiciones islamistas en Gaza, a su vez, respuesta israelí al lanzamiento de tres cohetes contra el sur de Israel.

En los últimos nueve días milicianos palestinos han disparado veinte cohetes, y la Fuerza Aérea de Israel ha atacado casi el mismo número de blancos en Gaza, sobre todo instalaciones de los brazos armados de Hamás y la Yihad Islámica.