EU entregó 75 misiles Hellfire y dará 10 drones de vigilancia a Irak

El diario The New York Times informó hoy de la ayuda militar del gobierno de Obama a Bagdad a combatir la violencia atribuida a los rebeldes vinculados a Al Qaeda y que hoy costó la vida a ocho ...
Un drone ScanEagle permanece en la cubierta del portaviones USS Ponce, en Manama, Baréin, en esta foto del pasado 6 de diciembre
Un drone ScanEagle permanece en la cubierta del portaviones USS Ponce, en Manama, Baréin, en esta foto del pasado 6 de diciembre (AFP)

Bagdad

Estados Unidos entregó a Irak 75 misiles Hellfire y se disponía a dar también diez drones de vigilancia para ayudar a Bagdad a combatir el recrudecimiento de violencia atribuido a los rebeldes vinculados a Al Qaeda, informó hoy el diario estadunidense The New York Times. Los misiles fueron entregados "la semana pasada", según altos funcionarios del gobierno de Barack Obama, explica el diario. Los blancos que buscan son los "campamentos de rebeldes", entre los cuales el yihadista del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), afiliado a Al Qaeda en el desierto de Al Anbar, oeste del país.

Está previsto que los drones de vigilancia, modelo ScanEagle, sean entregados "antes del mes de marzo", según el New York Times, y que contribuyan a localizar estos campamentos. Según el diario, "los servicios de inteligencia y de lucha contra el terrorismo estadunidenses aseguran que descubrieron posiciones de la red de Al Qaeda en Irak y comparten estas informaciones con los iraquíes". Dos años después de la salida de los soldados estadunidenses, la violencia en Irak volvió a alcanzar niveles similares a los de 2008, cuando el país apenas salía de un conflicto religioso devastador.

Según un recuento realizado por la AFP con balances de fuentes médicas y de seguridad, más de 6,700 personas murieron en actos de violencia este año en Irak. El anuncio de la entrega de estos equipamientos militares en Bagdad ocurre dos meses después de la visita en Washington del primer ministro iraquí. En esa oportunidad, Nuri al Maliki había manifestado al gobierno de Obama su deseo de adquirir equipamiento estadunidense "a fin de llevar a cabo operativos en zonas aisladas donde se instalaron los campamentos terroristas".

Este pedido chocó sin embargo con las opiniones de senadores demócratas y republicanos que acusaron a Maliki, un chiíta, de ser en parte responsable de la violencia debido a su "política sectaria y autoritaria". La violencia confesional y los atentados terroristas causaron durante el mes de noviembre la muerte de 948 personas, la mayoría de ellas civiles, según cifras del Gobierno.

De otra parte, al menos ocho personas murieron hoy en actos de violencia en diferentes zonas de Irak, mientras que las autoridades arrestaron a 43 supuestos miembros de la red terrorista Al Qaeda, informó a Efe una fuente de seguridad. Cuatro combatientes de la milicia progubernamental Consejos de Salvación murieron en un ataque perpetrado por desconocidos contra un puesto de control de ese grupo en la localidad de Yatreb, 80 kilómetros al sur de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad.

La fuente añadió que el jeque Sabah al Hasani, uno de los altos dirigentes de los Consejos de Salvación en la provincia de Salahedin, resultó herido por la explosión de un artefacto al paso de su coche en la zona de Al Naima, en el este de Tikrit. Milicianos de ese grupo, apoyados por militares, lanzaron un ataque contra los que colocaron la bomba y mataron en esos choques al responsable local de Al Qaeda en el este de Tikrit, Ahmed al Badri, y a uno de sus ayudantes.

En la localidad de Al Saab, 45 kilómetros al este de Baquba, capital de la provincia de Diyala (noreste), murieron un policía y uno de sus parientes en un ataque armado, mientras que dos agentes resultaron heridos por la explosión de un artefacto al paso de su patrulla en la localidad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

Asimismo, un civil falleció y cuatro sufrieron lesiones por el estallido de una carga explosiva cerca de una oficina de un banco en el centro de la ciudad de Al Kut, 180 kilómetros al sur de Bagdad. Por otra parte, el Ministerio iraquí de Defensa anunció en una comunicado que sus fuerzas arrestaron a un total de 43 supuestos terroristas en la operación que lanzaron recientemente en el desierto de la provincia de Al Anbar (oeste) para perseguir a los combatientes de Al Qaeda.