Mueren cuatro marines tras explosión en California

Los cuatro perdieron la vida durante una revisión de rutina para asegurar un polígono para futuros ejercicios en Camp Pendleton, en el Condado San Diego.

California

Es uno de los trabajos más peligrosos de la Infantería de Marina.

Cuatro infantes de Marina que perdieron la vida el miércoles mientras retiraban municiones en Camp Pendleton, California, eran especialistas. Es una de las pocas actividades que la Infantería de Marina permite a sus efectivos abandonar el cargo en cualquier momento. Eso se debe a que la concentración mental puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, para ellos y para los demás soldados.

Pocos lo abandonan, a pesar del riesgo inherente de manejar municiones, lo mismo en el campo de batalla que en una base, según técnicos retirados.

Los cuatro perdieron la vida a eso de las 11 de la mañana durante una revisión de rutina para asegurar un polígono para futuros ejercicios en Camp Pendleton, en el Condado San Diego, dijo un oficial de la Infantería de Marina quien habló a condición de no ser identificado por que no estaba autorizado a hablar en público. En el momento de los hechos no se realizaba ningún ejercicio de tiro en el polígono.

Oficiales de la base dijeron que no revelarán detalles de lo sucedido hasta que se determinen las causas del accidente. El jueves por la noche se dieron a conocer los nombres de los fallecidos: el sargento mayor Mathew R. Marsh, de 28 años y de Long Beach, California: el sargento Miguel Ortiz, de 27 años y de Vista, California: el sargento de artillería J. Mullins, de 31 años y de Bayou L'Ourse, Luisiana, y el sargento mayor Eric W. Summers, de 32 años y de Poplar Bluff, Missouri.

Un paramédico de la Marina y dos infantes de Marina que estaban cerca del lugar sufrieron lesiones menores, informaron las autoridades.

Los expertos en eliminación de explosivos constituyen un grupo muy unido, como no hay otro en la Infantería de Marina. Los unen su falta de temor, fortaleza mental y profundos lazos después de perder numerosos miembros a la largo de los años, dijeron antiguos profesionales.

La Infantería de Marina tiene 175 técnicos de eliminación de explosivos. Durante la guerra en Irak, los marines perdieron 20 técnicos y otros 24 han perdido la vida en Afganistán.