Muere buzo durante labores en el ferry surcoreano

El hombre empezó a respirar con dificultad a 25 metros de profundidad; perdió el conocimiento y fue evacuado, pero falleció poco después en el hospital.

Seúl

Un submarinista murió este martes mientras trabajaba entre los restos del ferry surcoreano naufragado el pasado 16 de abril, causando más de 300 muertos, en una tragedia que se debió a una acumulación de negligencias según los primeros elementos de la investigación.

El hombre, de 53 años, empezó a respirar con dificultad a 25 metros de profundidad, explicó a la prensa el portavoz de los guardacostas. Perdió el conocimiento y fue evacuado, pero falleció poco después en el hospital.

Una decena de submarinistas que participan en las labores de recuperación de cadáveres en los restos del "Sewol", a unos 40 metros de profundidad, han sufrido accidentes de descompresión.

El ferry, de 6.825 toneladas, naufragó con 476 personas a bordo, entre ellas 325 alumnos de una escuela de secundaria, cerca de la costa meridional de Corea del Sur.

El balance es de 263 muertos y 39 desaparecidos.

La presidenta Park Geun-hye denunció este martes "las conductas irresponsables" que, según ella, llevaron al accidente.

"El afán de lucro primó sobre las reglas de seguridad y estas conductas irresponsables condujeron a la pérdida de vidas valiosas", declaró antes de prometer "castigos severos" para los culpables.

Los 15 tripulantes supervivientes fueron detenidos por haber abandonado el barco a pesar de que centenares de pasajeros seguían atrapados en él.