Muere el ex ministro saudí de Asuntos Exteriores Al Faisal

Saud al Faisal, que falleció a la edad de 75 años dos meses después de ser relevado de su cargo, fue el canciller que más tiempo estuvo en el cargo en todo el mundo.
El entonces canciller de Arabia Saudí, Saud al Faisal, durante una rueda de prensa en la ciudad costera de Yeda, el 13 de octubre de 2014
El entonces canciller de Arabia Saudí, Saud al Faisal, durante una rueda de prensa en la ciudad costera de Yeda, el 13 de octubre de 2014 (AFP)

Riad

El ex ministro saudí de Asuntos Exteriores, Saud al Faisal, murió hoy a la edad de 75 años, algo más de dos meses después de ser relevado de su cargo por motivos de salud, informó el portavoz de ese ministerio, Usama Nugali.

Al Faisal, que fue sustituido el pasado 29 de abril por el antiguo embajador en Washington, Adel al Yobeir, tras 40 años en el puesto, fue el ministro de Asuntos Exteriores de todo el mundo que más tiempo estuvo en el cargo. En un mensaje en su cuenta oficial de la red social Twitter, Nugali aseguró que le "hubiera gustado desmentir el rumor de su muerte también esta vez".

"Que Dios te reciba con su gran misericordia", añadió Nugali, que no detalló las causas de la muerte. Sin embargo, medios saudíes señalaron que el ex ministro falleció a causa de la enfermedad de Parkinson que padecía.

Al Faisal nació en 1940 en la ciudad de Al Taif, en el oeste de Arabia Saudí, y se licenció en Economía en la universidad estadunidense de Princeton en 1964. A su vuelta a Arabia Saudí, trabajó en la compañía general de petróleo y minas, Petromin, de la que fue nombrado vicedirector para los asuntos de planificación en 1970.

Tras un tiempo como consejero económico en el Ministerio de Petróleo, fue nombrado subsecretario de ese departamento gubernamental en 1971. El 13 de octubre de 1975, el entonces rey Jaled bin Abdelaziz, le nombró ministro de Asuntos Exteriores.

En estos 40 años de servicio al frente de la diplomacia saudí, Al Faisal fue testigo de varias crisis cerca de las fronteras de su país, como la guerra entre Irak e Irán (1980-1988). En este conflicto, Riad mostró su apoyo a Bagdad para intentar frenar los intentos de Teherán de expandir su reciente revolución islámica, de doctrina chiíta, a los países de la región.

Asimismo, Al Faisal vivió de cerca la primera guerra del Golfo Pérsico (1990-1991), que estalló a raíz de la ocupación de Kuwait por el ejército iraquí en 1990. Entonces, Arabia Saudí recibió a las tropas estadunidenses en su territorio para protegerse de las amenazas del dictador iraquí, Sadam Husein, y liberar el territorio kuwaití.

En los últimos años al frente del ministerio saudí de Exteriores, Al Faisal realizó esfuerzos para hallar soluciones a la delicada estabilidad que viven varios países de la región, como Siria y el Yemen, así como para repeler el aumento de la influencia iraní, el principal rival regional de Riad en el mundo árabe. Al Faisal hablaba varios idiomas, entre ellos turco, inglés, francés y hebreo, y era padre de seis hijos.