Muere espeleólogo español en Marruecos, dos esperan evacuación

El grupo llevaba tres días desaparecidos en el macizo del Atlas, y cayeron por un barranco "de varios centenares de metros de altitud", según las autoridades.
Rescatistas marroquíes abordan un helicóptero para iniciar el operativo de rescate de los espeleológos españoles
Rescatistas marroquíes abordan un helicóptero para iniciar el operativo de rescate de los espeleológos españoles (AFP)

Uarzazate

Uno de los tres espeleólogos españoles que llevaban tres días desaparecidos en el macizo del Atlas en Marruecos falleció este sábado y los otros dos esperaban a ser evacuados, anunciaron las autoridades locales de Uarzazate, en el sur del país.

"Las dos personas heridas recibieron los primeros cuidados médicos y serán evacuadas hacia un hospital", pero el "tercer espeleólogo falleció desgraciadamente", indicaron esas fuentes, citadas por la agencia MAP.

Los tres españoles habían sido localizados en la mañana del sábado en la localidad rural de Tarmest, y la "gendarmería real y las unidades de protección civil" marroquíes habían lanzado una operación de rescate.

Las autoridades indicaron que los tres hombres "habían caído por un barranco de varios centenares de metros de altitud", y que no los acompañaba ningún "guía profesional".

La identidad de la persona fallecida aún se desconoce. Tampoco se sabe si las malas condiciones meteorológicas permitirán el traslado de los dos heridos y del cuerpo de la víctima antes del domingo por la mañana, dadas las dificultades de acceso a la zona.

Este sábado por la noche, varios vehículos de diplomáticos españoles esperaban cerca del aeropuerto de Uarzazate, con vistas a una posible evacuación, comprobó un fotógrafo de la AFP.

"Muy experimentados"

Los medios españoles indicaron horas antes que los espeleólogos eran dos policías de 41 años de edad, José Antonio Martínez y Juan Bolívar, y un abogado de 26 años, Gustavo Virues, todos originarios de Andalucía (sur).

Julia Ordóñez, la esposa de Martínez, había asegurado en la televisión pública española que uno de los tres estaba herido. "Uno necesita atención médica, porque los otros dos parece que se movían y pedían auxilio cuando hacía el helicóptero el paso de reconocimiento", explicó.

Los tres espeleólogos formaban parte de un grupo inicial de nueve personas que se dividió en dos el fin de semana pasado "para explorar diferentes grutas", según una fuente diplomática española.

Planeaban reunirse de nuevo en Uarzazate, pero, al constatar el pasado martes que no aparecían, "el resto del grupo dio la alerta", añadió esta fuente. La zona donde fueron hallados los espeleólogos desaparecidos se encuentra en las laderas septentrionales del Atlas, en un lugar alejado en un centenar de kilómetros del punto de encuentro fijado con sus compañeros.

Una brusca subida de las aguas habría sorprendido a los tres expedicionarios, afirmó a TVE el presidente de la Federación Andaluza de Montañismo, Julio Perea, a la que pertenecen los espeleólogos.

Esta hipótesis la avanzó ya el viernes por la noche otro miembro de la expedición, José Morillas. Tras un invierno duro en la región, con grandes nevadas, las temperaturas subieron la semana pasada. Ordóñez aseguró a la radio pública que los dos policías eran muy experimentados, con 25 años de práctica en los Alpes y en los Andes.

"No son mochileros, es gente preparada y entrenada con mucha experiencia tanto en montañismo como en espeleología y si no han ido al punto de encuentro, es porque tienen dificultades", aseguró Ordóñez, para quien "todo lo tenían perfectamente planificado".

El escarpado macizo del Alto Atlas, con cumbres cercanas a los cuatro mil metros, es famoso entre los senderistas y Marruecos es una de las principales destinaciones de los españoles, especialmente durante el actual período de vacaciones de Pascua.