Rebeldes dicen haber matado a unos 200 soldados en Darfur

El Movimiento de Liberación de Sudán reclamó haber realizado la acción conjunta con otros dos grupos rebeldes en la conflictiva región del oeste del país.

Jartum

Un grupo rebelde dijo hoy haber matado a unos doscientos soldados sudaneses en un ataque en la conflictiva región de Darfur, en el oeste de Sudán, lo que fue desmentido por el Gobierno de Jartum.


El Movimiento de Liberación de Sudán (MLS) anunció en comunicado que abatió, en una operación conjunta con otros dos grupos rebeldes, a unos doscientos soldados gubernamentales y milicianos aliados al régimen que se desplazaban en vehículos en la zona de Yabal Murra, en la provincia de Darfur del Norte.

La organización, activa en Darfur desde 2003, añadió que los rebeldes también se hicieron con el control de 25 vehículos militares, entre ellos cinco camiones cargados de armas pesadas.

Mientras tanto, un responsable del Ministerio sudanés de Defensa, que pidió el anonimato, negó a Efe esas informaciones y señaló que los rebeldes intentaron tomar sin éxito camiones cargados de combustible en una zona ubicada al este de Yabal Murra.

La fuente explicó que el ejército repelió ese intento de asalto, lo que -según su versión- causó grandes daños en las filas de los rebeldes sin que se registraran muertos entre las tropas gubernamentales. El pasado jueves, el MLS anunció que había matado a al menos 17 soldados sudaneses en enfrentamientos por el control de una zona del sur de Darfur, algo que no fue confirmado ni desmentido por el Gobierno.

El MLS, que forma parte del Frente Revolucionario Sudanés (FRS), asegura que lucha contra la marginación e injusticia que sufre la población de Darfur y que su intención es derrocar al régimen del presidente sudanés, Omar Hasan al Bashir. Darfur es escenario de un conflicto entre movimientos rebeldes y el Ejército sudanés desde 2003, que ha causado más de 300 mil muertos y ha obligado a 2.7 millones de personas a abandonar sus comunidades de origen, según datos de la ONU.