Moscú 'arropa' la decisión de Crimea de ir a referendo

Respetará Duma “elección libre” en la región separatista de Ucrania.
EU denunció el envío de 20 mil soldados a la región por parte de Rusia.
EU denunció el envío de 20 mil soldados a la región por parte de Rusia. (Víktor Drachev/AFP)

Chongar, Moscú

Comandos pro rusos impidieron ayer el acceso de observadores internacionales a Crimea, y Moscú desafió a Occidente al abrir los brazos a la posible anexión de ese territorio de Ucrania, a la que amenazó con cortar el suministro de gas.

Por segundo día consecutivo, una decena de hombres armados que izaron banderas rusas, bloquearon a 47 militares desarmados de 25 países de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que intentaban entrar en Crimea.

Tras el incidente producido cerca de la localidad de Chongar, los dos autobuses que llevaban a la comitiva regresaron a su punto de partida en una zona de Ucrania controlada por Kiev.

Según informó el Kremlin, los observadores no tenían  “invitaciones oficiales” de las autoridades de Crimea para entrar en esa península de dos millones de habitantes, en su gran mayoría de habla rusa.

En Moscú, el Parlamento afirmó que respetará la “elección histórica” de Crimea, que el 16 de marzo deberá celebrar un referendo para adherirse a la Federación Rusa.

“Apoyaremos la elección libre y democrática de la población de Crimea”, declaró el presidente de la cámara baja rusa (Duma), Serguéi Naryshkin, en un encuentro con una delegación del Parlamento de Crimea, que convocó a esa consulta, impugnada por el gobierno de Ucrania y por los países occidentales.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, advirtió ayer por teléfono a su par norteamericano, John Kerry, contra decisiones precipitadas que podrían afectar a las relaciones entre ambos países “y tendrán inevitablemente un efecto bumerán contra Estados Unidos”, según un comunicado de la cancillería rusa.

Washington decidió el jueves imponer sanciones diplomáticas y económicas a Moscú. EU restringirá las visas y congelará activos de aquellos ucranianos o rusos que considera “responsables o cómplices de amenazar la soberanía de Ucrania”.

Sin embargo, el gobierno encabezado por Vladímir Putin no se dejó amedrentar por las sanciones de Washington y de la Unión Europea (UE) y amenazó con interrumpir sus exportaciones de gas a Ucrania debido a los impagos. El caso tiene un precedente en 2009, cuando los cortes afectaron al suministro de varios países europeos.

La UE anunció que firmará “en breve” con Kiev un acuerdo de asociación.

La negativa del presidente Víktor Yanukóvich de firmar dicho acuerdo en noviembre desencadenó una ola de protestas que culminó con su destitución, por parte del Parlamento, tras una tentativa de desalojo, ordenanda por el mandatario, de la plaza del Maidán de la capital ucraniana, que dejó más de 80 muertos.

Claves

“Le creemos a Putin”

- Más de 65 mil personas salieron ayer en Moscú para apoyar la iniciativa del Parlamento de la república autónoma ucraniana de Crimea de incorporarse a Rusia, según informó el Ministerio del Interior.

- El mitin se celebró al lado del Kremlin, donde los congregados portaron banderas rusas y pancartas con frases como: “Le creemos a Putin”, “Crimea es rusa”, “No rendimos a los nuestros”.

- La concentración reunió a organizaciones civiles, militares y partidos políticos como Rusia Unida, la formación que sostiene al presidente ruso, Vladímir Putin.