MoonMail, servicio de correo que envía objetos a la Luna

Concurso patrocinado por Google.
Buscan financiar el lanzamiento de un cohete al satélite.
Buscan financiar el lanzamiento de un cohete al satélite. (Andres Lobato)

Pensilvania

Una compañía de transporte de carga al espacio ofrece enviar objetos personales a la Luna como medio para ayudar a financiar el lanzamiento de un cohete.

Astrobotic Technology trabaja con la Universidad de Carnegie Mellon (CMU), de Pensilvania, para tratar de poner su vehículo explorador sobre suelo lunar, ello con el fin de ganar 20 millones de dólares de un concurso internacional patrocinado por Google para promover la exploración en el satélite natural, el cual fue financiado de manera privada.

Astrobotic, una compañía derivada de la CMU, alquiló un cohete fabricado por la empresa privada Space X, de California, para transportar el explorador lunar y ofrecer el servicio MoonMail para ayudar a pagar el viaje.

Space X anunció en la web la renta de un cohete a la Luna en 61 millones de dólares, con un descuento de 10 por ciento para cualquiera de los grupos que compiten en el concurso de Google.

Astrobotic lanzó Moonmail.co, un sitio en internet donde la gente puede inscribirse para enviar a la Luna sus objetos de recuerdo en paquetes pequeños, reportó el periódico Pittsburgh Post-Gazette.

El cargamento es regulado por la Administración Federal de Aviación y el Departamento de Defensa de EU. Por ello, Astrobotic espera que la gente envíe artículos sólidos como anillos de matrimonio, rizos de cabello y otras reliquias familiares.

Un paquete de MoonMail —una cápsula hexagonal de 1.2 centímetros de ancho y 0.3 centímetros de altura— cuesta 460 dólares. El más grande, hexagonal de 2.5 por 5 centímetros, se vende en 25 mil 800 dólares.

“Esto le permite a gente de todo el mundo tener participación directa en misiones a la Luna”, dijo John Thornton, director ejecutivo de Astrobotic.

El explorador lunar, llamado Andy, es un robot de cuatro ruedas impulsado por energía solar y cuya altura llega a las rodillas. Bajo los términos del premio LunarX de Google, el explorador ganador debe moverse aproximadamente 530 metros sobre la superficie lunar a más tardar a fines de 2015. Además, debe de transmitir a la Tierra tomas de video.

En cuanto a los clientes que envíen un paquete a la Luna, y participen en este proyecto, se les informó que los artículos permanecerán en un contenedor unido al explorador en el satélite.