Monjas de Malula niegan en un video estar secuestradas

En una cinta difundida por Al Yazira, las religiosas dicen que se encuentran en un lugar seguro y que tuvieron que huir del convento debido a los bombardeos, mientras el ejército de Asad mató hoy ...
Soldados sirios trasladan a un miliciano rebelde capturado en los combates en Saneye Zinab
Soldados sirios trasladan a un miliciano rebelde capturado en los combates en Saneye Zinab (Reuters)

Damasco

Las trece monjas de Malula supuestamente retenidas por los rebeldes sirios aparecieron hoy en un video difundido por el canal catarí Al Yazira en el que niegan estar secuestradas y dicen que se encuentran en un lugar seguro. En la grabación, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, las religiosas explican que tuvieron que escapar del convento de Santa Tecla de la localidad de Malula, al norte de Damasco, por los "fuertes bombardeos".

Una de ellas dio las gracias a quienes les ayudaron a salir, aunque no los identificó: "De ellos solo hemos visto el bien", afirmó. Las monjas adelantaron que es posible que salgan del sitio donde se encuentran dentro de unos dos días. "Estamos muy bien", aseveró una de las religiosas. En el video, las monjas aparecen relajadas e incluso sonriendo sentadas en los sillones de una habitación. Las mujeres desaparecieron el lunes pasado del convento de Santa Tecla durante la toma por los rebeldes de la población de mayoría cristiana de Malula.

El régimen acusó a "terroristas", como denomina a sus opositores, de haber secuestrado a las religiosas. Sin embargo, el portavoz del Consejo Militar rebelde de Damasco y su periferia, Musab al Jair, negó en declaraciones a Efe que se trate de un rapto y aseguró que los opositores se limitaron a garantizar la salida segura de las monjas de Malula durante los bombardeos del lunes.

El diario árabe internacional Al Sharq al Ausat publicó hoy unas declaraciones del portavoz de grupo rebelde "Libres de Al Qalamún", que reivindicó el secuestro y exigió la liberación de mil presas sirias en cárceles gubernamentales para poner en libertad a las religiosas. Sin embargo, Al Jair negó que esto sea cierto y afirmó que las monjas están bajo la protección del Ejército Libre Sirio.

De otra parte, las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, mataron hoy a al menos 17 civiles, entre ellos menores y ancianos, en la localidad de Nabek, en la región de Al Qalamun, al norte de Damasco, denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El grupo no precisó la forma en que las víctimas fallecieron en el barrio de Fatah de Nabek, que está bajo control de las tropas gubernamentales. El Observatorio hizo un llamamiento a la Cruz Roja Internacional para que inste a un alto el fuego entre las partes para poder entrar en ese distrito, donde, según activistas, los cadáveres no han sido retirados.

En esa localidad, se desarrollan desde hace días combates entre el ejército, apoyado por milicianos del grupo chiita libanés Hezbolá, y combatientes del Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) y del Frente al Nusra, ambos vinculados a Al Qaeda. Nabek se ubica en la estratégica región de Al Qalamun, fronteriza con el Líbano, donde el régimen ha lanzado una ofensiva para expulsar a los rebeldes. Por Al Qalamun pasa la carretera que une Damasco con la provincia central de Homs y con los feudos oficialistas de la costa mediterránea.