Le Monde ratifica informaciones sobre espionaje tras acusación de EU

El diario francés reafirmó la veracidad de las operaciones de espionaje masivo de la NSA estadunidense en Francia que habían sido calificadas de "falsas" por James Clapper, director de los ...
James R. Clapper, director de los servicios de inteligencia nacional estadunidenses, el pasado 2 de octubre en una audiencia ante el Senado
James R. Clapper, director de los servicios de inteligencia nacional estadunidenses, el pasado 2 de octubre en una audiencia ante el Senado (AFP)

París

El diario francés [i]Le Monde[/i] ratificó hoy sus informaciones sobre las operaciones de espionaje masivo de la NSA en Francia, catalogadas de "falsas" por el director de los servicios de inteligencia estadunidense James Clapper.

Clapper, que encabeza 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos, entre ellas la NSA, afirmó que las informaciones de [i]Le Monde[/i] sobre las operaciones de espionaje de EU eran "inexactas y engañosas". "La información de que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) ha realizado más de 70 millones de grabaciones de datos telefónicos de ciudadanos franceses es falsa", dijo Clapper, sin mayores precisiones.

"No vamos a extendernos en los detalles de nuestras actividades, pero ya hemos dicho claramente que Estados Unidos reúne elementos de inteligencia del mismo tipo que aquellos recogidos por todos los países", agregó Clapper.

Esta reacción estadunidense se produce en medio de la controversia en que se ve envuelto EU con Francia y México, como antes con Brasil, a raíz de revelaciones de diversos medios de prensa en base a documentos secretos filtrados por el estadunidense Edward Snowden, ex contratista de la NSA acusado de espionaje por su país y asilado en Rusia.

En respuesta, [i]Le Monde[/i] publicó hoy en su portal el "documento procedente de la NSA cuestionado por Clapper". Se trata de un "gráfico que describe la magnitud de las vigilancias telefónicas realizadas en Francia".

Ese gráfico "indica claramente que los datos de 70.3 millones de comunicaciones francesas fueron grabadas por la agencia" entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013, insiste [i]Le Monde[/i], reiterando sus informaciones publicadas el lunes.

[i]Le Monde[/i], basándose en documentos Edward Snowden, publicó asimismo el martes nuevas revelaciones sobre las escuchas de las embajadas de Francia en Washington y ante la ONU en Nueva York.

Tras la publicación de esas informaciones, el presidente francés François Hollande comunicó a su par estadunidense Barack Obama su "profunda reprobación" por tales "prácticas inaceptables" de su aliado. Paralelamente, la cancillería francesa convocó al embajador de EU en París.

No obstante, ciertos observadores y medios de prensa franceses relativizan la indignación expresada por Francia por este asunto, como el diario [i]Le Parisien[/i], que titulaba hoy "París se enfada, pero no demasiado". Los expertos señalan que los dos países se necesitan mutuamente en la cooperación contra el terrorismo.

Hollande pidió una "cooperación bilateral" entre los servicios de inteligencia respecto al caso Snowden, lo que fue aceptado por Barack Obama, según declaró hoy la portavoz del gobierno francés, Najat Vallaud-Belkacem.

Al otro lado del Atlántico, el gobierno mexicano subió ayer el tono de su reclamo a EU para esclarecer las denuncias de espionaje a altos funcionarios, entre ellos el ex presidente Felipe Calderón, luego de que su reacción inicial fuera considerada tibia por la oposición. El gobierno anunció que prepara una investigación propia y "exhaustiva" sobre las denuncias, a la vez que llamará al embajador estadunidense a rendir cuentas.

La investigación ordenada por el presidente Enrique Peña Nieto "deberá determinar si existen evidencias" de las acusaciones y deslindar responsabilidades, declaró el secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El ministro recalcó que indagará la "probabilidad" de que funcionarios o ex funcionarios mexicanos hayan participado en esas prácticas "intencionalmente o bien por omisión, negligencia o cualquier otro motivo".

Según la revista alemana [i]Der Spiegel[/i], la NSA intervino en mayo de 2010 el correo electrónico del entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012), cuyo mandato estuvo caracterizado por una estrecha relación con Washington en la lucha contra los cárteles narcotraficantes.

A principios de septiembre, la cadena brasileña Globo reveló que en 2012 EU intervino las comunicaciones del entonces candidato presidencial Peña Nieto y de la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, quien a raíz de este caso suspendió una visita a EU que estaba prevista en octubre. El presidente Obama se comprometió con Peña Nieto a investigar y deslindar responsabilidades.

En México, opositores y analistas habían considerado como "tibia" la primera reacción del gobierno de México ante la denuncia de [i]Der Spiegel[/i], al hacerlo a través de un comunicado en el que pedía explicaciones a Washington y reiteraba que la práctica del espionaje "es inaceptable, ilegítima y contraria al derecho mexicano y al derecho internacional".