Misión de la ONU pedirá mantenerse en Colombia

Tras el rechazo en las urnas al tratado de paz con las FARC, solicitará al Consejo de Seguridad extender su presencia hasta llegar a un pacto.
Jean Arnault (c), jefe de misión de la ONU en el país sudamericano.
Jean Arnault (c), jefe de misión de la ONU en el país sudamericano. (Leonardo Muñoz)

Bogotá

El delegado de Naciones Unidas para el proceso de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Jean Arnault, dio a conocer que la misión de ese organismo que llegó al país para vigilar la implementación del acuerdo está dispuesta a extender su estadía hasta que exista un consenso para cumplir con su objetivo.

Arnault señaló que la misión pedirá al Consejo de Seguridad de la ONU autorización para “seguir apoyando a los colombianos” y a las partes a mantener el alto el fuego bilateral decretado en septiembre por el gobierno y las FARC.

“Presentaremos en Nueva York la recomendación de que respondan con madurez frente a la madurez de los colombianos en esta crisis. Que sigan con su apoyo y que autoricen que la misión de la ONU colabore con el cese del fuego que las dos partes acaban de firmar con el apoyo de la inmensa mayoría de colombianos”, dijo el diplomático.

El representante de la ONU consideró que el país necesita “un consenso amplio” que incluya el apoyo del organismo multilateral, tras el rechazo al acuerdo de paz expresado el 2 de octubre en el plebiscito cuando 50.21% de los votos fue contra lo pactado entre el gobierno y la guerrilla, frente a 49.78% que lo respaldó.

Asimismo, Arnault afirmó que ya existe un acuerdo para que las FARC se reubiquen en algunas zonas “temporales” hasta tanto se dé luz verde a la implementación del acuerdo de 297 páginas.

Finalmente, el diplomático aplaudió las “medidas de confianza” acordadas la semana pasada en Cuba por las partes para seguir con los compromisos adquiridos tras casi cuatro años de negociaciones y 52 años de guerra, como el desminado, la búsqueda de desaparecidos y la erradicación de cultivos ilegales, entre otros.

A lavez, el gobierno de Juan manuel Santos y la segunda guerrilla más importante de ese país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunciaron en Caracas que iniciarán una fase pública de diálogos de paz en Quito (Ecuador) el próximo 27 de octubre.

Desde la sede de la cancillería venezolana, los jefes negociadores del gobierno y el ELN, Mauricio Rodríguez y Pablo Beltrán, respectivamente, leyeron un comunicado en el que destacan como primer punto del diálogo la participación de la sociedad.  También se  acordó “iniciar el proceso de liberación de los secuestrados/retenidos con dos casos antes del 27 de octubre”.