Millones de desplazados en 2013 por creencias religiosas, dice EU

El informe anual sobre libertad religiosa en el mundo del Departamento de Estado destaca el caso de Siria, donde "la presencia cristiana se está convirtiendo en la sombra de sí misma".
Niños refugiados iraquíes, que huyeron con sus familias de la violencia en Tal Afar, en el campo de Khazer, en el Kurdistán iraquí
NIños refugiados iraquíes, que huyeron con sus familias de la violencia en Tal Afar, en el campo de Khazer, en el Kurdistán iraquí (AFP)

Washington

Los conflictos en el mundo en 2013 provocaron el mayor desplazamiento de comunidades religiosas en la historia reciente, dijo hoy Estados Unidos y destacó que el año pasado millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

"En casi todos los rincones del mundo, millones de cristianos, musulmanes, hindúes y otros representantes de creencias fueron obligados a abandonar sus hogares a causa de sus creencias religiosas", señaló el informe anual sobre libertad religiosa en el mundo. "Por miedo o por la fuerza, barrios enteros se están vaciando de residentes".

Desde Oriente Medio a Asia y en algunos lugares de África y Europa hay "comunidades que desaparecen de sus hogares tradicionales e históricos y se dispersan por el mundo. En las zonas de conflicto en particular, estos desplazamientos masivos se han convertido en una norma perniciosa".

El informe de 2013, preparado por el Departamento de Estado, destaca el caso de Siria, donde advierte que luego de tres años de guerra civil contra el presidente Bashar al Asad "la presencia cristiana se está convirtiendo en la sombra de sí misma". "En la ciudad de Homs, los cristianos son ahora solamente unos mil de los aproximadamente 160 mil que residían allí antes del conflicto".

"Cuando el 75% de la población mundial todavía vive en países que no respetan las libertades religiosas, déjenme decirles, tenemos un largo camino por delante", dijo el secretario de Estado, John Kerry, al presentar el documento. En Egipto iglesias católicas, casas y negocios fueron saqueados y quemados cuando el ejército derrocó hace un año al presidente islamista Mohamed Mursi.

"Turbas dirigidas por islamistas llevaron a cabo actos de violencia, intimidación, expulsiones forzadas y castigos contra los cristianos, sobre todo en el Alto Egipto (sur)", indica el informe. Pero también hubo ataques contra los chiitas por parte de los salafistas luego de "meses de gobierno y una retórica oficial islámica anti chiita".

El Departamento de Estado destaca la violencia entre cristianos y musulmanes en la República Centroafricana, donde al menos 700 personas resultaron muertas en Bangui en diciembre, y más de un millón se vieron obligadas a desplazarse. En Birmania, la violencia contra los musulmanes en Meikhtila provocó la muerte de 100 personas y obligó a doce mil a abandonar a la región a principios de año.

"Corea del Norte se destacó nuevamente con su prohibición absoluta a las organizaciones religiosas y sus duras penas para toda actividad religiosa no autorizada", añade el informe. "En todas partes del mundo los individuos son víctimas de discriminación, violencia y agresiones (...) simplemente por ejercer su fe", dice el estudio.

La discriminación se hace patente en Francia, donde los actos contra musulmanes aumentaron un 11.3% en 2013, según cifras de esa comunidad en el país que son citadas por Estados Unidos. Por otra parte, los actos antisemitas aumentaron en 2012 -último dato disponible- un 58%, según la comunidad judía.

La diplomacia estadunidense ve un fenómeno más global en Europa, "donde muchos países asisten a un aumento de los partidos políticos nacionalistas (...) que tienen en el punto de mira a los judíos y los musulmanes", según el informe. - Una decisión de los gobiernos -

El reporte estadunidense aborda hechos ocurridos en 2013, pero fue escrito antes de que miles de cristianos y otras minorías huyeran de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, en medios de ataques yihadistas liderados por los insurgentes del Estado Islámico. "Cuando los gobiernos deciden no luchar contra la discriminación religiosa y la intolerancia es cuando se genera un entorno en el que funcionan los grupos intolerantes y violentos".

En China, "el respeto y protección por parte del gobierno del derecho a la libertad religiosa cayó muy por debajo de sus compromisos internacionales de derechos humanos". Pekín "procesó a familiares de personas que se autoinmolaron, encarceló y torturó a practicantes de Falun Gong, siguió con su acoso a miembros de iglesias y obispos y curas católicos no registrados, y buscó el regreso forzado de los uigures que buscaron asilo en el extranjero".

Las autoridades chinas también detuvieron a estudiantes, monjes y otras personas en las áreas tibetanas y hubo informes de torturas contra musulmanes uigures. En tanto, en Pakistán han muerto más de 400 chiitas musulmanes en 2013 en ataques sectarios, y más de 80 cristianos murieron en un atentado con bomba en una iglesia, al tiempo que las autoridades siguen aplicando leyes contra la blasfemia.

En Rusia, existen leyes restrictivas contra el "extremismo" apuntando a las actividades de grupos religiosos menores y se sigue garantizando a la Iglesia Ortodoxa Rusa una posición de privilegio, asegura el informe. "No le estamos diciendo a las personas cómo tienen que vivir cada día. Estamos pidiendo por el valor universal de la tolerancia, de la capacidad de las personas de tener respeto por su propia individualidad y sus propias decisiones", insistió Kerry.