Militares entran en favela Maré en misión de reconocimiento

El inmenso complejo, donde viven unas 130 mil personas, se encuentra en los accesos a Río de Janeiro y cerca del aeropuerto internacional, y el operativo se considera un paso previo a la ...
Un grupo de niñas observa a un policía paramilitar de la unidad de francotiradores BOPE controla la zona y los soldados buscan armas en la Favela Maré
Un grupo de niñas observa a un policía paramilitar de la unidad de francotiradores BOPE controla la zona y los soldados buscan armas en la Favela Maré (AFP)

Río de Janeiro

Militares brasileños ingresaron hoy al inmenso complejo de favelas de Maré, en los accesos a Rio de Janeiro y cerca del aeropuerto internacional, para una misión de reconocimiento antes de la reconquista de ese territorio, informó la TV Globonews. La operación, realizada conjuntamente con la policía, busca preparar para comienzos de abril la ocupación de este conjunto de 16 favelas controladas por el narcotráfico, donde viven unas 130 mil personas.

Los policías de élite que ya ingresaron a estas favelas el fin de semana pasado trabajan en la elaboración de un mapa que delimita las zonas de conflicto entre facciones rivales de narcotraficantes. Los militares apoyarán a la policía, por ejemplo en las búsquedas de alijos de armas de narcotraficantes, informó el diario O Globo.

La operación ocurre a menos de tres meses del Mundial de fútbol que tiene en Rio de Janeiro una de sus principales sedes y donde se celebrará la final del torneo, que va del 12 de junio al 13 de julio. El gobierno de Dilma Rousseff confirmó el lunes que fuerzas del ejército reforzarán la seguridad en Rio de Janeiro tras una ola de ataques sufridos por la policía en las últimas semanas, atribuidas al crimen organizado.

Rio de Janeiro, que además será sede de los Juegos Olímpicos en 2016, lanzó en 2008 una política de ocupación y pacificación de favelas, durante décadas controladas por el narcotráfico o milicias parapoliciales. Desde esa fecha han sido instaladas 38 Unidades de Policía Pacificadora (UPP) que vigilan 174 favelas, con un personal de 9,500 oficiales.

Desde enero, ocho policías han muerto en ataques del crimen organizado, incluidos cuatro de UPP. En el Complexo da Maré "hay armas, hay drogas, coches y motos robadas y criminales que se refugian allí como si fuese su territorio", dijo el lunes el gobernador de Rio, Sergio Cabral, antes de pedir al gobierno federal ayuda para "pacificar" ese territorio.

La ocupación del Maré, prevista desde hace meses pero aplazada en varias oportunidades, "es un paso decisivo en nuestra política de seguridad", añadió. La fecha exacta y la cantidad de efectivos de la ocupación, anunciada para inicios del mes próximo, no han sido revelados para no arruinar la estrategia. Los militares ocuparán Maré tanto tiempo como sea necesario, y luego la policía instalará en la zona la 39ª UPP, dijeron las autoridades.

La ocupación militar será similar a la realizada a fines de 2010 en las favelas del Complexo de Alemao de Rio de Janeiro, donde viven unas 300 mil personas. La reconquista de Alemao de manos del narco tuvo lugar una semana después de enfrentamientos armados entre policías y narcotraficantes que dejaron 35 muertos.

"El gobierno federal apoya al gobierno de Rio en esta confrontación contra el crimen organizado. Las favelas del Complexo da Maré son una cuestión prioritaria", dijo esta semana el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo. Para el experto en violencia de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ), Michel Misse, el apoyo del Ejército "no significa un fracaso de la policía local".

"Maré es un conjunto de favelas muy complejo como Alemao, donde se utilizaron también fuerzas militares (...) Es también una demostración de fuerza para reducir el riesgo para la policía, un aspecto simbólico para mostrar la fuerza del Estado a los criminales", añadió.

"No pensamos en el Mundial, pensamos en el ciudadano de Rio, en los policías cobardemente asesinados (...) Nuestra respuesta a los traficantes es ocupar más territorio, hacerlos perder más territorio. Vamos a mostrar que el estado de Rio es más fuerte, que el Estado brasileño es más fuerte", sostuvo por su lado el secretario de seguridad de Rio, José Mariano Beltrame.