Militantes de Podemos rechazan apoyar un gobierno PSOE-Ciudadanos

Los militantes de la formación de extrema izquierda avalaron el rechazo al pacto entre los socialistas y el partido centroderechista, lo que hace prácticamente inevitables unas nuevas elecciones ...
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ve refrendado con el voto de los militantes su rechazo al acuerdo entre PSOE y Ciudadanos
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ve refrendado con el voto de los militantes su rechazo al acuerdo entre PSOE y Ciudadanos (AFP)

Madrid

Los militantes de Podemos (extrema izquierda) avalaron el rechazo a un nuevo Gobierno en España basado en el pacto entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos (C’s centro derecha), lo que significaría que, tras la falta de acuerdo entre fuerzas políticas, sean inevitables nuevas elecciones que tendrían como fecha el 26 de junio, debido a que los socialistas se niegan a pactar en solitario con el joven partido.

Fue el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el que anunció la semana pasada que sus bases decidirían apoyar la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, al que en dos ocasiones el también ex líder del 15-M le dijo “no” en las sesiones de investidura.

Los analistas señalaron que la maniobra de la consulta por parte de Iglesias es para justificarse ante la opinión pública debido a su negativa de no apoyar a Sánchez y que, en consecuencia, haya nuevos comicios.

En el referéndum realizado por el partido morado, el 88.23% de los inscritos que participaron votaron “no” a la pregunta “¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez?”. Además, un 91.79% dijo “sí” a la cuestión “¿Estás de acuerdo con la propuesta de un Gobierno de cambio que defienden Podemos, En Comú Podem y En Marea?”.

Según los datos aportados por el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, 130,148 personas rechazaron el acuerdo PSOE-Ciudadanos. 135,400 votaron “sí” a la segunda opción. La participación en el referéndum, que se desarrolló por vías telemáticas los días 14, 15 y 16 de este mes, fue de 147,511 personas, un 37.9% del total de inscritos (393,538) y un 72.2% de los “inscritos activos”, aquellos que han utilizado su cuenta en el último año, y que suman 207,060 personas.

Número récord de participantes

Podemos, que tuvo su germen en el movimiento de los indignados del 15-M, movilizó a un número récord de participantes en el proceso interno tras superar los más de 112 mil votos que sirvieron para elegir a Pablo Iglesias como secretario general del partido.

El resultado de la consulta fue el esperado y avala la decisión que tomó en su día la dirección del partido y del grupo parlamentario. Iglesias y el resto de dirigentes de Podemos aseguraron que asumirían “responsabilidades” en caso de que las bases del partido optaran por una posición distinta a la suya.

La dirección de Podemos espera ahora, según Echenique, que el PSOE tome nota del resultado y acepte la mano tendida para negociar, en las dos semanas que quedan hasta que se disuelvan las Cortes Generales, un acuerdo que permita evitar una nueva convocatoria electoral.

Mientras que el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, emplazó al partido de Pablo Iglesias a que se mueva para lograr que España tenga un ejecutivo socialista, ya que, recalcó, “el 100% de los votantes de Podemos lo que no quieren es a Rajoy al frente del Gobierno de España”.

Además, se dirigió a los participantes en esta consulta de Podemos para recalcar que el PSOE ha hecho todo lo que ha “podido” para llegar a acuerdos y son los dirigentes del partido morado los que “tienen que dar explicaciones de su aversión a un acuerdo plural que representa a la inmensa mayoría de los ciudadanos”. “Nosotros lo hemos intentado y Podemos no ha querido”, afirmó.

Asimismo, garantizó que el PSOE descarta romper el acuerdo con Ciudadanos y apoyar un gobierno del PP, sea quien sea el candidato a la Presidencia. Subrayó que Sánchez seguirá con su compromiso de no ser “presidente del Gobierno a cualquier precio” y tampoco ahora va a “renunciar a ni uno de sus principios y valores”. “Hemos negociado, hemos cedido, pero Pedro Sánchez jamás ha estado en disposición de ser presidente a cualquier precio”.

En cuanto al presidente del Gobierno en funciones y líder del conservador Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, avisó a este partido que es “de aurora boreal” decir que sólo llamará a los socialistas cuando aprecien en ellos algún gesto de que están dispuestos a hablar. “Si alguien quiere llamar, llama, vamos a ser serios”.

Además, afirmó que Rajoy no está “en las mejores condiciones para pedir diálogo” porque “nadie quiere saber nada de Mariano Rajoy”. El PP, añadió, “está muy condicionado por toda la corrupción que hay a su alrededor y en su interior y está ensimismado”, finalizó.

Por su parte, el PP de Rajoy volvió a proponer la formación de una "gran coalición" entre socialistas, liberales y conservadores. Según el PP, ésta defendería la unidad de España ante las aspiraciones independentistas de Cataluña, gran región del noreste del país gobernada por los separatistas, al tiempo que proseguiría con las reformas económicas para consolidar la reactivación iniciada a finales de 2014 tras una crisis sin precedentes.

"Vamos a mantener hasta el último día nuestra propuesta de formar un gobierno de gran coalición", aseguró uno de sus dirigentes, Fernando Martínez-Maillo, en rueda de prensa tras el anuncio de los resultados de la consulta de Podemos.