Milicias chiitas suspenden su participación en la batalla de Tikrit

Aunque el Pentágono afirmó hoy que las milicias chiitas que abandonan la lucha por la ciudad, en poder del EI, son aquellas que dependen de Irán, las que obedecen a Bagdad suspendieron su ...
Un miembro de las fuerzas gubernamentales iraquíes hace el signo de la victoria en las afueras de Tikrit
Un miembro de las fuerzas gubernamentales iraquíes hace el signo de la victoria en las afueras de Tikrit (AFP)

Awja

Los combatientes iraquíes de las "Unidades de movilización popular", compuestas fundamentalmente por milicias chiitas, suspenderán su participación en la ofensiva que busca sacar de Tikrit a los yihadistas del grupo extremista sunita Estado Islámico (EI), anunciaron hoy comandantes.

Estas unidades, que desempeñaron un papel preponderante desde el inicio el 2 de marzo de la vasta ofensiva de las fuerzas gubernamentales contra Tikrit (160 km al norte de Bagdad), se opusieron en varias ocasiones a la idea de una intervención de la coalición internacional antiyihadista, que lanzó sus primeros ataques aéreos el miércoles luego de una petición del primer ministro iraquí Haider al Abadi.

Esta fuerza paramilitar suspendió su participación, sin retirarse de la operación contra Tikrit, afirmaron varios comandantes de la milicia chiita Badr, que hace parte de la misma. No se sabía si todas las milicias chiitas involucradas seguían esa posición.

Miles de soldados, policías y paramilitares aliados a las fuerzas gubernamentales fueron movilizados desde el 2 de marzo para retomar Tikrit, en la ofensiva que es presentada como la más importante desde que el EI se apoderó de vastas partes del territorio en junio 2014.

Irán había sido hasta ese momento el principal socio extranjero de las fuerzas iraquíes en esta batalla y su papel era mal visto por Estados Unidos. Irán suministraba en especial artillería y consejeros militares.

Las milicias chiitas vinculadas a Irán ya no participan en la ofensiva para reconquistar Tikrit de manos del Estado Islámico (EI), pero las milicias chiitas que obedecen directamente al gobierno de Bagdad siguen implicadas en la batalla, indicó el viernes un portavoz del Pentágono.

Las fuerzas que permanecen en el campo de batalla "son aquellas que están bajo el control directo del ministerio de defensa iraquí", declaró este vocero, el coronel Steven Warren. Incluyen a las fuerzas iraquíes regulares y las "Unidades de movilización popular", milicias conformadas por "patriotas iraquíes leales al ministerio de Defensa iraquí", dijo.

Pero las milicias chiitas "dirigidas, infiltradas, o bajo la influencia de Irán fueron totalmente apartadas del campo de batalla" en Tikrit, señaló. Esta era una de las "condiciones" de la coalición internacional liderada por Estados Unidos para intervenir en Tikrit, confirmó el vocero.

"Su partida del campo de batalla es una buena noticia", dijo. La coalición lanzó el miércoles ataques aéreos sobre esta ciudad situada a unos 160 kilómetros al norte de Bagdad. Es la primera vez que la coalición antiyihadista interviene en Tikrit desde que las fuerzas iraquíes lanzaron su ofensiva el pasado 2 de marzo.

Washington estuvo mucho tiempo reacio a intervenir, sobre todo por el apoyo de Irán a las milicias chiitas que participan en la batalla. Pero cambió de parecer el miércoles cuando el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, solicitó bombardeos a posiciones yihadistas.