Miles de uruguayos marchan en recuerdo a desaparecidos de la dictadura

El presidente José Mujica, ex guerrillero que hoy celebró su 79 cumpleaños, se unió junto a su esposa y primera senadora de Uruguay, Lucía Topolansky, a los manifestantes en el último tramo de la ...

Montevideo

Con la consigna "¿Dónde están?", el presidente José Mujica se unió a los miles de uruguayos que marcharon hoy en Montevideo en recuerdo de los detenidos desaparecidos de la última dictadura uruguaya (1973-1985).

El absoluto silencio, que como cada año desde 1996 se adueña de la principal avenida del país cada veinte de mayo, se quebró poco antes del final de la manifestación para nombrar a cada uno de los desaparecidos. Así, los presentes respondieron a cada nombre coreando a viva voz "presente".

Junto a su esposa y primera senadora del país, Lucía Topolansky, Mujica se unió a los manifestantes en el último tramo de la marcha, en una jornada en la que el ex guerrillero celebró su 79 cumpleaños.

"El estado es responsable del silencio, también hay silencio de las fuerzas armadas, silencios cómplices, silencios del pacto mafioso. Pero al mismo tiempo está el silencio de los desaparecidos, a ese lo sentimos como un grito de las entrañas de la tierra", dijo a la AFP Oscar Urtasún, vocero de la asociación de familiares de detenidos desaparecidos.

Urtasún reclamó que "la justicia esta mal manejada" porque "los hacedores de justicia son injustos". "Cuando cambien el signo de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y esa justicia favorezca a las víctimas y no a los victimarios, entonces veremos que hay un reencuentro de la justicia con el poder judicial y se podrá avanzar", en causas sobre violación de derechos humanos, agregó.

En febrero de 2013, la SCJ declaró inconstitucional una ley de 2011 que había determinado que los delitos cometidos en la última dictadura eran imprescriptibles. La cuestionada ley, aprobada por el oficialista Frente Amplio (izquierda), buscaba derogar de hecho una norma de 1986 que frenó durante años los juicios a militares.

Además se pretendió cumplir con un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ordenó al país sudamericano investigar y juzgar los delitos de la dictadura.

"Sin duda en las administraciones del Frente Amplio (FA, partido de izquierda que gobierna al país desde 2005) se dieron los avances porque antes casi no había un enfoque serio de este tema", dijo a la radio El Espectador Macarena Gelman, nieta del fallecido poeta argentino Juan Gelman e hija de María Claudia García, desaparecida en la última dictadura.

"Respecto a lo actuado ha estado bien, se ha avanzado", pero "pudo y puede hacerse más", agregó Gelman, candidata a diputada por el Frente Amplio en las elecciones internas que se disputarán el primero de junio. Macarena supo en el año 2000 que era hija de desaparecidos y, tras unos años de anonimato, se transformó en uno de los mayores símbolos de la lucha de los familiares de las víctimas.

Durante la dictadura uruguaya desaparecieron casi 200 opositores -en su mayoría en Argentina- por la colaboración entre ambos regímenes militares en el marco del Plan Cóndor. Por decimonovena vez y bajo una intensa lluvia, la manifestación se cerró con la entonación del himno de Uruguay.