Miles de "sin techo", contra el Mundial en Sao Paulo

Los activistas marcharon contra la falta de viviendas y el mal estado de los servicios públicos, así como la alta inversión realizada por el próximo campeonato del mundo de futbol.
Miles de manifestantes protestaron hoy contra el Mundial de Futbol en Sao Paulo
Miles de manifestantes protestaron hoy contra el Mundial de Futbol en Sao Paulo (AFP)

Sao Paulo

Varios miles de personas del Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST) se manifestaron en la tarde de hoy en Sao Paulo contra la falta de viviendas y el mal estado de los servicios públicos, así como por el alto gasto de la Copa del Mundo. La Policía Militar cifró finalmente en quince mil a los manifestantes, mientras que los organizadores dijeron haber reunido a más de 30 mil personas.

A pesar de la lluvia que cayó esta tarde, el MTST afirmó a la AFP que esta marcha fue la más concurrida de las que han organizado en los últimos meses. "Estamos aquí contra la Copa. Contra los gastos enormes en el Mundial mientras nosotros no tenemos ni casa, ni salud, ni nada", dijo al inicio de la manifestación Luiz Giovani, integrante del MTST.

La marcha discurrió de forma pacífica hacia la zona sur de la ciudad, pasando por la concurrida avenida Faria Lima, una importante zona comercial y comenzaron a desplazarse con destino al puente "Otavio Frías", uno de los principales referentes turísticos de la ciudad y ubicado frente a los estudios de la red de televisión Globo en Sao Paulo.

Entre los carteles que pedían mejores condiciones de vivienda y servicios públicos, también había muchos contra la FIFA y la Copa del Mundo, con algunos de los lemas más utilizados en las marchas de los colectivos cívicos contra el megaevento como el de "Copa sin pueblo, estoy en la calle de nuevo".

Varias personas portaban pancartas en las que se podía leer "FIFA vete a tu casa", "No habrá Copa" o "Pueden enviar a la policía, si no se ocupan del pueblo, no habrá Copa". El MTST ha protagonizado en las últimas semanas varias acciones para llamar la atención sobre la especulación y la falta de viviendas en Sao Paulo, la ciudad con el mayor déficit habitacional del país.

Uno de los actos más significativos fue la inauguración de la 'Copa del Pueblo', la ocupación a principios de mayo de un terreno privado por más de 1,500 familias. La nueva favela se estableció a escasos cuatro kilómetros del estadio Arena Corinthians, sede del partido inaugural de la Copa del Mundo.
La marcha contó con la animación de gigantescos camiones de sonido.

"Haremos una marcha por la reivindicación no sólo del terreno de 'Copa del Pueblo', sino por todas las ocupaciones de Sao Paulo", dijo al comienzo de la manifestación Maria Siqueira, una de las representantes del movimiento. El Mundial de fútbol, que comienza en 21 días en Sao Paulo, tendrá un coste de once mil millones de dólares para los contribuyentes brasileños.

La protestas ocurren paralelamente a una huelga en varias de las terminales de autobuses de la ciudad que comenzó el martes con una paralización inesperada en el horario pico de la tarde y afectó a un millón de personas según los cálculos de la Alcaldía.