Miles de personas piden cambio de gobierno en Portugal

Mientras cinco mil personas rechazaban la política de austeridad del derechista Pedro Passos Coelho, el presidente Anibal Cavaco Siva fijó para el 4 de octubre la fecha de las próximas elecciones ...
Manifestantes convocados por la central sindical CGT`-IN (Confederación General de los Trabajadores Portugueses) ante el parlamento, en Lisboa
Manifestantes convocados por la central sindical CGT`-IN (Confederación General de los Trabajadores Portugueses) ante el parlamento, en Lisboa (AFP)

Lisboa

Cerca de cinco mil personas se manifestaron hoy delante del parlamento de Lisboa para pedir un cambio de gobierno y el fin de las políticas de austeridad cuando faltan dos meses para las elecciones legislativas, fijadas hoy para el próximo 4 de octubre por el presidente, Anibal Cavaco Silva. El primer ministro Pedro Passos Coelho, de centroderecha, elegido en 2011, aspira a vencer al candidato socialista, Antonio Costa, y gobernar cuatro años más.

"¡Fuera el gobierno!", "¡No a la política de derechas!", "Contra la precariedad y por la defensa de los salarios" podía leerse en algunas de las pancartas de los manifestantes, convocados por el CGTP, el principal sindicato de Portugal.

"Es hora de decir basta a este gobierno. Hay que cambiar de rumbo y renegociar la deuda para conseguir recursos para el desarrollo del país", reclamó Armenio Carlos, secretario general de este sindicato cercano al partido comunista.

En abril de 2011 Portugal estaba al borde de la quiebra y tuvo que pedir un rescate internacional de 78 mil millones de euros. A cambio, el gobierno de centroderecha ha puesto en marcha desde entonces un duro paquete de recortes y medidas de ajuste.

"Ya estamos hartos de esta política. Hemos vivido lo que Grecia está viviendo hoy. Los sueldos son muy bajos y los portugueses son cada vez más pobres", lamentó Nuno Costa, 49 años, un manifestante que vino a Lisboa desde Viseu (centro).

"Ya basta. Tengo 36 años, tengo trabajo aquí pero gran parte de mi generación ha tenido que emigrar a Francia, Suiza, Alemania o Inglaterra", lamentó por su parte Carlos Silva, director de una empresa de transporte de fondos.

Los manifestantes también denunciaron la "privatización" de los servicios públicos y pidieron la vuelta a las 35 horas semanales de trabajo en la función pública, frente a las 40 actuales.

Elecciones, el 4 de octubre

Mientras, el presidente portugués Anibal Cavaco Silva fijó para el miércoles 4 de octubre la fecha de las próximas elecciones legislativas en Portugal, que se traducirían en un parejo duelo entre la coalición saliente de centroderecha y la oposición socialista.

"Estas elecciones son particularmente importantes para el futuro de Portugal", en la medida que el país "se mantiene sometido a reglas muy exigentes de disciplina financiera", un año después de salir de un plan de ayuda internacional, declaró el presidente en una alocución televisada.

El primer ministro Pedro Passos Coelho, de 50 años de edad, en el cargo desde junio de 2011, bregará por un segundo mandato ante su rival de izquierda, el secretario general del Partido Socialista portugués, Antonio Costa, de 54 años.

Dado como favorito durante mucho tiempo en los sondeos de opinión pública, el Partido Socialista comenzó a perder terreno a favor de la coalición gubernamental integrada por el Partido Social-demócrata (PSD, centroderecha) y el CDS (derecha).