Miles de opositores piden la dimisión del presidente de Honduras

"Renuncie Juan Orlando", exclamó el ex presidente Manuel Zelaya (2006-2009), líder de la oposición política, en una marcha con motivo del primer año del gobierno.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en una reunión en el parlamento
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en una reciente reunión en el parlamento en Honduras (EFE)

Tegucigalpa

Miles de miembros del opositor Frente de Resistencia y del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) exigieron hoy la renuncia del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, en una manifestación convocada con motivo del primer aniversario del gobierno.

"Renuncie Juan Orlando", exclamó el ex presidente Manuel Zelaya (2006-2009), líder de la oposición política. "Fuera, fuera", añadían cerca de diez mil manifestantes --según estimaciones de los organizadores-- durante una movilización convocada con motivo de cumplirse este 27 de enero el primer año del gobierno del Partido Nacional (PN, derecha).

La movilización, que recorrió unos dos kilómetros desde la Universidad Pedagógica hasta el bulevar Juan Pablo en la capital, fue convocada por Libre y el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP, izquierda) creado el 28 de junio del 2009 con manifestaciones en la calles cuando Zelaya fue derrocado por una alianza cívico-militar.

En un discurso ante los manifestantes, Zelaya denunció que Hernández encabeza un gobierno "de una élite económica que tiene medios de comunicación, bancos" y ha quitado derechos a los trabajadores.

Según fuentes obreras, el gobierno despidió unos doce mil empleados de empresas estatales para disminuir el déficit fiscal por exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) de bajar el gasto público como condición para firmar un acuerdo de tres años.

Zelaya denunció que esa "élite económica" fue la que los sacó "a balazos" del poder por oponerse a la privatización de las empresas públicas. Xiomara Castro, esposa de Zelaya y ex candidata presidencial que perdió las elecciones ante Hernández, denunció que el gobierno se ha caracterizado por el alto "costo de la canasta básica, la devaluación, el desempleo, la impunidad y la violencia que desangra la sociedad".

Hernández por su parte reivindica, entre sus principales logros, una disminución en la tasa de homicidios de 86 a 66 por cada cien mil habitantes, como producto de sus planes de seguridad.