Migrantes cubanos, frustrados por falta de acuerdo para salir de Costa Rica

Casi tres mil isleños albergados en colegios, iglesias y centros comunales cerca de la frontera norte costarricense, ven crecer su desesperación después de que Nicaragua les cerró su frontera el ...
Decenas de migrantes cubanos cruzan el pasado viernes 20 de noviembre de 2015 el río Suchiate, en la frontera de México con Guatemala
Decenas de migrantes cubanos cruzan el pasado viernes 20 de noviembre de 2015 el río Suchiate, en la frontera de México con Guatemala (EFE)

La Cruz, Quito

Migrantes cubanos varados en Costa Rica expresaron hoy su frustración por una fallida negociación diplomática que les habría propiciado la apertura de la frontera de Nicaragua, cuyo cierre truncó su esperanza de seguir su camino a Estados Unidos.

La paciencia se acaba para los casi tres mil isleños albergados en colegios, iglesias y centros comunales cerca de la frontera norte costarricense, en espera de una solución al drama que viven desde que Nicaragua les cerró su frontera el 15 de noviembre.

"Fue frustrante, todo el mundo está tenso. Aquí nos están tratando bien, pero tenemos la vida frenada, no podemos trabajar y tenemos que ayudar a nuestras familias que quedaron atrás" en Cuba, declaró a la AFP el veterinario Zelín Tamayo, de 45 años, de la ciudad oriental de Camagüey.

Tamayo está con su esposa Caroline de Armas y otros 300 cubanos en un albergue improvisado en el Colegio Experimental Bilingüe de La Cruz, a 20 kilómetros de la frontera con Nicaragua.

Su frustración nace de la expectativa que despertó una reunión celebrada el martes en El Salvador entre altas autoridades de países por donde pasan los migrantes cubanos, entre Ecuador y México, que terminó sin acuerdo por la reiterada negativa de Managua a dejarlos pasar por su territorio.

"Confiábamos en que Nicaragua nos dejaría pasar, hay una relación histórica entre Cuba y Nicaragua, no esperábamos que nos trataran así" lamentó De Armas. En el colegio en la localidad de La Cruz, cada espacio bajo techo tiene una colchoneta de espuma en el piso donde duermen los migrantes. Una batería de baños químicos y unas duchas protegidas con láminas de plástico fueron instaladas por autoridades locales para su higiene.

En el patio, sobre una fogata, uno de los migrantes se ocupa de cocinar arroz y vegetales para el almuerzo del día. "Yo dejé un hijo de tres años y una mujer con siete meses (de embarazo). A medida que pasan los días, lo poquito que les dejé se va acabando, tengo que llegar a Estados Unidos para ponerme a trabajar cuanto antes", expresó a AFP Yoan Rivera Domínguez, un artesano de la madera.

"Hay total desesperación entre nosotros porque no sabemos nada, no tenemos idea hasta cuándo nos tendremos que quedar aquí. Para Olga Pérez, quien viajó con una hermana, un cuñado y dos sobrinos, la continuación del viaje es urgente.

"Necesitamos salir, si nos pudieran poner un barco para no tener que atravesar Nicaragua, algunos podríamos pagar algo", sugirió Pérez, que dejó dos hijos en Camagüey mientras su esposo la aguarda en Miami. "Tenemos esperanza en que los gobiernos resuelvan algo, hay que tener paciencia. Gracias a Dios y gracias a Costa Rica que nos está ayudando", comentó.

Ecuador impondrá visa

Mientras, Ecuador, que en 2008 eliminó su visa de turista, anunció hoy que exigirá ese requisito a los cubanos desde el próximo martes, con miras a "desestimular" la migración de esos extranjeros desde territorio ecuatoriano hacia Estados Unidos.

El gobierno ecuatoriano "pedirá visa a los ciudadanos cubanos no porque tenemos algo contra Cuba. Todo lo contrario, saben ustedes de las muy cercanas y afectuosas relaciones con el pueblo cubano", dijo el canciller encargado Xavier Lasso en conferencia de prensa.

Agregó que Quito tomó esa decisión para frenar "lo que está en juego: violación a los derechos humanos, riesgo de pérdida de vidas" con el tráfico ilegal por tierra de cubanos a Estados Unidos.

"Cuando el tema ya empieza a ser crítico con el problema por ejemplo fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua, tenemos que movernos, tenemos que hacer algo, y esa es la decisión que ha tomado el gobierno del Ecuador: poner el requisito de visa por excepción a los ciudadanos de Cuba para desestimular este flujo que busca llegar a Estados Unidos", expresó Lasso.

Enfatizó que "lamentamos que se haya producido un incidente entre Costa Rica y Nicaragua", que "solo estamos poniendo el requisito de visa" de turista por 90 días para los cubanos, que la política migratoria ecuatoriana "no es represiva" y que "no cerramos las puertas a Cuba".

El canciller encargado añadió que "por el momento no se prevé poner (visa) a ciudadanos de ninguna otra nacionalidad" y que la llegada de cubanos a Ecuador ha crecido de manera acelerada en los últimos años.

El diplomático citó que en enero 2014 ingresaron al país 753 cubanos y que en el mismo mes de 2015 arribaron 2,502, lo cual "revela una fuerte tendencia al crecimiento de esa migración". Indicó que desde la eliminación del visado a Ecuador han ingresado más de 40 mil cubanos, de los cuales unos 16 mil no están regularizados.