Miembros del G20 guardan silencio por atentados en París

En el inicio de la primera sesión de la Cumbre de Líderes del G20, el presidente de Turquía, Recep Tayyip, pidió un minuto de silencio por las 129 víctimas de los atentados en la capital francesa.

Antalya, Turquía

La Primera Sesión de la Cumbre de Líderes del G20 inició con la condena a los ataques terroristas en Francia y se guardó un minuto de silencio por las victimas.

Durante la sesión Crecimiento Inclusivo: Economía Global, Estrategias para el Crecimiento, Empleos y Estrategias de Inversión, el presidente de Turquía, Recep Tayyip condenó los hechos del pasado viernes en Francia y pidió a los lideres ponerse de pie y guardar un minuto de silencio.

En su discurso de inauguración, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, adelantó que los líderes del G-20 centrarán su cita a los atentados en París, así como al conflicto en Siria, la crisis de los refugiados en Europa y al cambio climático.

“Este triste incidente (del viernes) nos muestra que no podemos ignorar la relación entre la economía y la política. El principal interés del G-20, la economía, no está al margen de la vida social, política y humana”, dijo.

Respecto a la crisis migratoria, Erdogan destacó que está “alcanzando una dimensión internacional a la que desafortunadamente no se le está dando una buena revisión”.

“Espero que esta cumbre del G-20 sea un punto histórico para la lucha contra el terrorismo y la crisis de los refugiados”, aseveró Erdogan, tras agregar: “El mundo tiene sus expectativas puestas en nosotros”.

En cuanto a la evolución económica mundial, el mandatario turco reconoció que, “a pesar de los esfuerzos”, el mundo aún está lejos de una economía fuerte. Existen “nuevos riesgos” para la economía debido a las tensiones políticas en algunas regiones, resaltó.

Más de 30 mil agentes de seguridad fueron desplegados en Antalya para garantizar la seguridad de la cumbre de dos días del G-20, que por lo general se centra en cuestiones económicas, como el impulso de la economía global y la lucha contra la evasión fiscal.

Aunque el G-20 suele analizar en sus cónclaves aspectos económicos, esta vez el presidente turco llamó la víspera a dar prioridad a la lucha contra el EI, al señalar que los atentados en París han demostrado que el tiempo de las palabras ha terminado.

“Estamos ahora en un punto en que han terminado las palabras en la lucha contra el terrorismo. Estamos en un momento en el que esto debe ser colocado al frente”, dijo Erdogan a la prensa.

La ola de atentados en París, atribuidos por el EI, dejaron al menos 129 muertos y 352 heridos, 99 de ellos de gravedad, además provocó una alerta mundial y un llamado a una ofensiva contra el grupo yihadista.

Los presidentes y jefes de gobierno de los principales países industrializados y emergentes tratarán de presentar un frente común en contra del terrorismo islámico, al tiempo que abordarán la crisis de los refugiados, un asunto en el que Turquía juega un papel central.

A la cumbre del G-20 asisten los presidentes de los países más industrializados del mundo (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), así como economías emergentes como Brasil, Argentina, China, Indonesia y México, entre otros.

Tras los atentados en París, el presidente francés, François Hollande, canceló su participación en la reunión, a la que sí asistirán sus ministros de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, y de Finanzas, Michel Sapin.