Michelle, antes de ser la primera dama estadunidense

Abogada y socióloga egresada de Harvard, la esposa del presidente de Estados Unidos es también descendiente de esclavos negros. 

Michelle LaVaughn Robinson , quien hoy cumple 50 años, definida por el presidente Barack Obama como su mejor amiga y el amor de su vida, antes de ser la primera dama fue abogada en el bufete Sidley Austin y trabajadora del Ayuntamiento de Chicago.

Su tatarabuelo fue esclavo dentro de una plantación de Carolina del Sur y  de acuerdo con la biografía escrita por Liza Mundy, “la historia de su familia es uno de los clásicos relatos estadounidenses de emigración del Sur hasta los grandes centros urbanos del Norte y el Medio Oeste”.

En 1981 se matriculó en la Univerisdad de Harvard para estudiar Derecho y Sociología.

En el 85 concluyó sus estudios en Sociología y tres años más tarde concluyó la licenciatura en Derecho.

Durante su etapa estudiantil pidió a autoridades universitarias incrementar la cuota de alumnos pertenecientes a minorías.

En 1989 conoció al que años después sería su esposo,  Barack Obama,  mientras ejercía de abogada en el bufete Sidley Austin.

En el 91 falleció su padre y entonces reorientó  su vida profesional a la actividad social, trabajando en el Ayuntamiento de Chicago como asistente de Planificación y Desarrollo en Asuntos Sociales.

Un año después se casó con Barack Obama y fue hasta 1998 que se hizo madre de Malia Ann y en 2001 de Natasha.

Su último empleo antes de ser la primera dama estadounidense fue como vicepresidenta de relaciones con la comunidad del Centro Médico de la Universidad de Chicago,  puesto que de acuerdo con las anécdotas fue a solicitar con su hija Natasha en brazos.

Actualmemente  Michelle asegura su principal ocupación es la de ser “mamá en jefe”, y ya como primera dama se ha enfocado en revertir la obesidad infantil, así como en apoyar los programas educativos para las minorías.