México alista todo un piso de hospital para casos de ébola

Tras confirmar el de EU, crece la eventualidad de que llegue al país.
El Centro Nacional de Atención a Quemados está en Xochimilco.
El Centro Nacional de Atención a Quemados está en Xochimilco. (Especial)

México

El gobierno federal acondicionó todo un piso del Centro Nacional de Atención a Quemados, ubicado en el Instituto Nacional de Rehabilitación, en Xochimilco, el cual está conformado con más de 20 camas aisladas para atender los posibles casos de ébola en México, considerando que el letal virus ya llegó a EU, informó director general de Epidemiología, Cuitláhuac Ruiz Matus.

En entrevista a MILENIO, Ruiz Matus aseguró que “el país está preparado para enfrentar cualquier eventualidad con el virus, a pesar de que no hay un protocolo específico para el ébola, tampoco se cuenta, hasta el momento, con un presupuesto”.

Aunque no hay médicos capacitados en ébola, se cuenta con “extraordinarios infectólogos” en el manejo de este tipo de pacientes.

Es por eso que el comité de seguridad nacional acordó aplicar el mismo protocolo de reacción y respuesta inmediata de influenzas pandémicas, como sucedió en 2005, con el A/H1N1.

Las medidas extraordinarias son la elección de las unidades donde se referirán a los casos sospechosos. Todos se concentrarán en el DF, independientemente de si se detecta en el norte o en otra entidad del país.

“Ya se ha definido un protocolo de atención ante la posibilidad de que llegue un caso a territorio nacional. De inicio se canalizaría al Instituto Nacional de Rehabilitación, que tiene un piso específicamente para quemados y cuenta con las características y medidas de bioseguridad necesarias para aislar y contener el brote.

“También se está incluyendo al Instituto Nacional de Nutrición y estamos por definir otras unidades hospitalarias que podrían usarse para atender casos sospechosos. Sería el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica el encargado, por su capacidad técnica, de hacer la confirmación de diagnósticos”.

Las medidas a aplicar son las de aislamiento, seguimiento y custodia de los casos sospechosos; desde el diagnosticado hasta de quienes estuvieron en contacto con él.

En el caso del ébola “no hay medicamentos específicos”, aclaró. “Se cuenta con la reserva estratégica conformada desde hace años para alertas pandémicas, conformada con más 250 mil equipos de protección individual, impermeables que se manejan para este tipo de paciente”.

Por meses, las autoridades sanitarias sostuvieron que era muy baja la  posibilidad de que el virus llegara a México; sin embargo, con el caso en Dallas, Texas, abrió la posibilidad debido al paso constante de personas por la frontera.

“Estamos en contacto estrecho con las autoridades sanitarias de EU, y con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, sabemos y confiamos que tiene bajo control la situación”, precisó.

“El ébola no se contagia por aire,  sino a través del contacto de la piel, fluidos, secreciones corporales del sujeto infectado; por lo tanto, en aeropuertos se mantendrá una vigilancia epidemiológica de difusión de información”, aclaró.

El ébola, enfermedad infecciosa viral aguda, produce fiebre hemorrágica, tiene un máximo de incubación de 21 días. La red que operó cuando la influenza pandémica se encuentra al pendiente para cualquier notificación.