Mexicana interrumpe a Obama; exige frenar deportaciones

Blanca Hernández interrumpió el discurso del presidente durante la gala del Instituto del Caucus Hispano en el Congreso, porque "estoy harta de seguir oyendo tantas promesas sin que pase nada".
Blanca fue escoltada por elementos de seguridad, luego de que increpó al presidente Obama.
Blanca fue escoltada por elementos de seguridad, luego de que increpó al presidente Obama. (AFP)

Washington

Blanca Hernández, de 31 años, que trabaja para una firma de abogados como asistente paralegal en casos de deportaciones, interrumpió al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para pedirle que "acabe con las deportaciones".

Hernández, originaria de México, interrumpió el discurso de Obama durante la gala del Instituto del Caucus Hispano en el Congreso (CHCI) porque "estoy harta de seguir oyendo tantas promesas sin que pase nada", dijo a periodistas fuera del Centro de Convenciones donde se celebró el evento.

A finales del pasado junio, Obama aseguró que dado el bloqueo de los republicanos en el Congreso, tomaría medidas ejecutivas para arreglar lo máximo posible el sistema migratorio. Sin embargo, el mes pasado decidió retrasar el anuncio hasta después de las elecciones legislativas de noviembre.

"Señor presidente detenga las deportaciones. Necesitamos un alivio ahora. No más retrasos. No más promesas rotas. No más deportaciones", espetó Hernández, que fue sacada del salón donde se celebro la gala por el Servicio Secreto.

Su trabajo le obliga a ver a diario familias separadas por las deportaciones, algunas con hijos que han nacido en Estados Unidos, y, a su juicio, "está administración no hace nada".

Hernández es beneficiaria de las medidas del programa de la Acción Diferida (DACA) aprobado en 2012 por acción ejecutiva, con el que en dos años se ha otorgado permisos de trabajo a más de 520 mil jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños, pero dice estar "harta" de que usen historias como la suya "como una excusa".

"Si de veras está aquí para celebrar a la comunidad latina, entonces tiene que entender que nosotros como comunidad latina celebramos a la familia, y él está separando familias", lamentó.

Hernández señaló que con el retraso de las medidas ejecutivas ante la falta de acción del Congreso para dar una vía a la legalidad de los más de 11 millones de indocumentados Obama "sigue jugando políticas con las vidas de las personas".

La activista confesó que estaba nerviosa y que a medida que llegaba el momento le latía fuerte el corazón pero, dijo, "este tipo de oportunidades no llega dos veces".

Fuera del Centro de Convenciones grupos como National Day Laborer Organizing Network, Casa de Maryland, Workers United of DC y Juntos, entre otras entidades, pidieron "justicia", "no más retrasos" y "DACA para todos".