Metro NY pide a los hombres 'cerrar las piernas'

Las autoridades lanzaron una campaña contra el hábito de muchos hombres de abrir las piernas y ocupar varios asientos en el Metro.
Los hombres acostumbran a ocupar más espacio del necesario.
Los hombres acostumbran a ocupar más espacio del necesario. (Tomada de Men Taking Up Too Much Space on the Train)

Nueva York

Luego de que recibiera una inusitada atención en las redes sociales, autoridades de Nueva York tomaron cartas en el asunto y lanzaron una campaña contra el hábito de muchos hombres de abrir las piernas y ocupar varios asientos en el Metro.

Bautizado en Nueva York como "manspreading" (extensión masculina), el fenómeno se refiere a la perniciosa costumbre de muchos hombres de ocupar dos o hasta tres asientos dentro de los, generalmente, atestados Metros de la ciudad de Nueva York.

La denuncia formal en las redes sociales inició hace apenas un año, con el inicio del blog titulado "Men Taking Up Too Much Space on the Train" (hombres tomando demasiado espacio en el tren), compuesto por una serie de fotos de hombres con las piernas abiertas.

El blog obtuvo una casi inmediata popularidad y muchas mujeres se sintieron identificadas con la queja esencial sobre el privilegio masculino en algunos lugares públicos.

Ahora, la Autoridad del Transporte Metropolitano de Nueva York lanzó una campaña para hacer conciencia y detener el "manspreading", que el citado blog llama "un clásico entre las afirmaciones públicas de privilegio".

"La cortesía es siempre importante pero toma un significado añadido en tanto que el número de usuarios del Metro continúa aumentando", indicó Carmen Bianco, presidente del MTA, en un comunicado.

La campaña será acompañada de carteles que contengan "gentiles pero firmes recordatorios" de que la cortesía y los buenos modales pueden mejorar una trayecto para todos los involucrados, que suman en el caso de Nueva York los 8.6 millones de personas todos los días.

Además del "manspreading", la campaña hará énfasis en la necesidad de que usuarios dejen salir del tren antes de entrar, de que se quiten las mochilas de los hombros al abordar un Metro, de evitar comer y de que no se apropien de los tubos.