Medina, con amplia ventaja para reelegirse en República Dominicana

Con 35.1% de los sufragios, el primer boletín oficial da al actual presidente la victoria con 61.9% las elecciones de este domingo en el país caribeño, lo que le augura otros cuatro años en la ...
Miembros de un centro electoral cuentan los votos en Santo Domingo
Miembros de un centro electoral cuentan los votos en Santo Domingo (AFP)

Santo Domingo

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, ganaba ampliamente con 61.9% las elecciones del domingo, según el primer boletín oficial, con lo que se encamina a gobernar por otros cuatro años este país caribeño, golpeado por la pobreza pese a su dinamismo económico.

Medina, del centrista Partido de la Liberación Dominicana (PLD, en el poder desde hace 12 años) obtiene una holgada ventaja de casi 27 puntos sobre su principal rival, Luis Abinader, del socialdemócrata Partido Revolucionario Moderno (PRM), con 35.1% de los sufragios en este primer corte oficial de la Junta Central Electoral (JCE).

Existen dos tipos de recuento de votos, el manual, de 18% en el primer corte, que es el que reconocen como válidos los partidos de oposición, y otro preliminar por vía electrónica, con más mesas escrutadas, lo que ha creado confusión en el escrutinio.

Pese a que los primeros resultados oficiales le daban una contundente victoria, el presidente no tenía previsto comparecer aún ante sus seguidores en una tarima que fue instalada para su discurso como ganador.

De continuar la tendencia, Medina superaría el 51.2% de sufragios que obtuvo en 2012. Entonces ganó sin opción a reelección inmediata, pero en 2015 impulsó una reforma constitucional que le permitió buscar un segundo mandato, tras acuerdos políticos con opositores.

El presidente, economista y químico de 64 años, siempre figuró en las encuestas como favorito para la reelección, con una oposición debilitada al haberse dividido en 2014 el otrora poderoso Partido Revolucionario Dominicano (PRD), de donde salió el PRM.

La jornada de votación estuvo trastornada por problemas de logística, retrasos en la apertura de urnas e incidentes aislados de violencia, uno de los cuales habría dejado un muerto.

Las autoridades electorales aún no precisaban los niveles de participación del total de 6.7 millones de dominicanos convocados a elegir, además de presidente y vicepresidente, a 32 senadores, 190 diputados y autoridades municipales.

Pujanza económica con pobreza

Considerado el presidente más popular de América Latina por la consultora mexicana Mitofsky, Medina ha tenido a su favor el dinamismo de este país turístico -el PIB creció 7% en 2015- y un estilo de gobernar cercano a la gente.

"Voté por la continuidad. Danilo necesita otros cuatro años para que mejore la seguridad y siga haciendo escuelas", aseguró a AFP Roxana Almonte, una secretaria de 58 años.

Otros critican el aumento de la inseguridad ciudadana y la desigualdad social, pues pese al crecimiento económico la pobreza golpea a 40% de los 10 millones de dominicanos y el desempleo a 14% de la fuerza laboral.

Según la ONG británica Oxfam, un 20% de los dominicanos más pobres no recibe ni 5% de las riquezas del país, mientras que 20% de los más ricos se beneficia con 50%.

Medina prometió para un segundo mandato crear miles de empleos, reforzar sus programas sociales y gobernar con mayor transparencia. "Sus desafíos serán fortalecer la institucionalidad del Estado y reducir la delincuencia", estimó el analista Berlaminio Ramírez.

Analistas internacionales señalan que debería trabajar por una reforma fiscal. No obstante, "no es un reformista de corazón, y evitará cualquier reforma que erosione la base de apoyo del PLD", según el centro de análisis Eurasia Group, con sede en Nueva York.

En un país que ha vivido historias traumáticas con la dictadura de Rafael Trujillo (1930-1961), intervenciones de Estados Unidos y perpetuaciones en el poder (Joaquín Balaguer), la hegemonía que está consolidando el PLD preocupa a parte del electorado.

Atrasos técnicos

Partidarios de algunos partidos denunciaron algunas irregularidades como compra de cédulas de identidad y proselitismo político afuera de los recintos electorales, lo cual está prohibido por ley.

Pero el problema mayor se debió a que unos tres mil auxiliares técnicos presentaron su renuncia por razones que, según Roberto Rosario, presidente de la JCE, serán investigadas en los próximos días.

Muchos centros electorales abrieron hasta dos horas más tarde de lo previsto, debido a problemas con las máquinas que captan las huellas dactilares, por lo que la JCE prolongó por una hora el cierre de la votación.

Ante la ausencia de técnicos que atendieran los problemas, la mesas electorales pasaron al sufragio manual, lo que alargó el conteo de votos. Esta iba a ser la primera vez que se utilizaría el escrutinio electrónico, a lo cual se habían opuesto los partidos opositores. La madrugada de este lunes continuaban denuncias de funcionarios de partidos en algunas ciudades del país contra el proceso de organización de la JCE y el conteo de votos.