Mata Ejército iraquí a 60 yihadistas en Mosul

El asalto militar contra las fuerzas yihadistas se produjo mientras que los combatientes extremistas preparaban un ataque contra unidades de las Fuerzas Armadas iraquíes, según una fuente.

Mosul

Al menos 60 miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron la madrugada de hoy en una emboscada tendida por el Ejército iraquí al sur de la ciudad iraquí de Mosul, informaron a Efe fuentes militares.

Un oficial de la Brigada 96 del Ejército iraquí, el capitán Suran Mohamed, explicó a Efe que la operación se desarrolló en la zona de Al Qayara, a unos 50 kilómetros de Mosul, ciudad ocupada por el EI el pasado verano.

El asalto militar contra las fuerzas yihadistas se produjo mientras que los combatientes extremistas preparaban un ataque contra unidades de las Fuerzas Armadas iraquíes, según la fuente.

Las tropas habían recibido informaciones de los servicios de inteligencia que indicaban que el EI tenía la intención de lanzar dicha ofensiva, por lo que adoptaron los preparativos necesarios y desplegaron a cientos de soldados para lanzar una emboscada.

Los yihadistas asaltaron en un primer momento un área en Tel al Shoeir, próxima a la localidad de Sultán Abdalá, en la zona de Al Qayara.

Posteriormente, y siempre según la fuente, los extremistas intentaron desviar la atención del ejército iraquí con otro ataque, en la misma zona, a las fuerzas kurdas "peshmergas".

Durante el desarrollo de dichas maniobras, las fuerzas armadas iraquíes lograron cercar en un valle a un grupo de yihadistas y mataron a 60 de ellos.

"Solo unos pocos consiguieron huir", dijo a Efe Mohamed.

Durante la ofensiva, las tropas terrestres contaron con el apoyo de aviones de combate de la colación internacional, que bombardearon las líneas defensivas del EI en la zona.

El pasado jueves, los "peshmergas" repelieron un ataque lanzado por los yihadistas contra las regiones de Al Kueir y Al Qayara.

Las fuerzas kurdas intentan rodear Mosul, tomada el pasado junio por el EI, y bloquear las líneas de aprovisionamiento de los extremistas, que se han hecho fuertes en la zona.