“Martín Lutero llevó la Biblia al pueblo”: papa

Francisco mostró su deseo de estrechar la relación entre el catolicismo y el protestantismo.
El papa Francisco.
El papa Francisco. (Max Rossi/Reuters)

Copenhague, Dinamarca

Lutero llevó la Biblia al pueblo y elogió su defensa del cambio, afirmó el papa Francisco, que participará el lunes en los actos de la Federación Luterana Mundial, en Suecia, por el quinto centenario de la Reforma.

"Lutero tomó un paso decisivo poniendo la palabra de Dios en las manos del pueblo. La importancia de las reformas y de la Biblia son dos de los elementos fundamentales en los que podemos tener un aprecio más profundo al hablar de la tradición luterana", dijo Francisco en una entrevista a la revista católica sueca Signum.

Martín Lutero, señaló, quiso transformar la Iglesia en una situación "difícil", al aplicar remedios "en duras circunstancias", lo que llevó a una separación y no a una reforma, debido a factores políticos.

Asimismo, el papa mostró su deseo de estrechar la relación entre el catolicismo y el protestantismo.

"Necesitamos aprender a trascender nuestras limitaciones para juntarnos con otras personas, si no lo hacemos, los cristianos resultaremos dañados por nuestras divisiones. Mi esperanza es que podré tomar pasos para acercarnos unos a otros, a mis hermanos y hermanas que viven en Suecia", afirmó.

Francisco reveló que solo tenía previsto participar en el acto ecuménico del aniversario de la Reforma para subrayar el mensaje de universalidad, pero decidió prolongar su visita y dar una misa por la "fuerte demanda" de la comunidad católica nórdica.

"Pero no quise que fuera ni el mismo día ni en el mismo lugar que la reunión ecuménica, para mantener los dos eventos separados. Ésta debe mantener su importancia vital en el espíritu de unidad, ese es también mi espíritu", sostuvo el pontífice, quien afirmó que "no se puede ser católico y sectario".