Marino Murillo vuelve a dirigir la economía de Cuba

El llamado "zar de las reformas" de mercado en la isla fue designado hoy de nuevo por Raúl Castro ministro de Economía con el fin de "armonizar" el proceso de ajustes económicos.
Marino Murillo Jorge, nacido después del triunfo de la revolución cubana, vuelve a dirigir la economía de la isla
Marino Murillo Jorge, nacido después del triunfo de la revolución cubana, vuelve a dirigir la economía de la isla (Archivo)

La Habana

MarinoMurillo, el llamado "zar de las reformas" de mercado en Cuba, volvió a ser designado ministro de Economía en la isla con el fin de "armonizar" el proceso de ajustes económicos, según anunció hoy el gobierno de Raúl Castro. Con ello, el político que es una de las caras jóvenes en la envejecida cúpula cubana acumula poder ocupando tres altos cargos en el gobierno.
 
Según el anuncio, Murillo seguirá siendo uno de los vicepresidentes del Consejo de Ministros, así como presidente de la llamada Comisión Permanente para el Desarrollo y la Implementación de los Lineamientos, el órgano a cargo de las reformas.

El economista de 53 años es considerado el hombre fuerte y el "cerebro" de las reformas de apertura económica que el gobierno de Raúl Castro aplica paulatinamente en los últimos años.        

El nombramiento de Murillo para un cargo que ya ocupó entre 2009 y 2011 obedece a la necesidad de afrontar las "cuestiones más complejas y profundas" de las reformas económicas, según se desprende del anuncio hecho en la televisión estatal.

"Se considera necesario armonizar e integrar a un nivel superior el proceso de actualización económica y la planificación como principio de conducción de la economía nacional", señaló el texto.

El hasta ahora ministro de Economía Adel Yzquierdo, que reemplazó al propio Murillo al frente del ministerio en 2011, fue en cambio descendido el cargo de viceministro primero de la misma cartera.

Visto por analistas internacionales como el "zar" de las reformas económicas, Murillo es un "funcionario de base" que tuvo un ascenso meteórico tras la llegada del "raulismo" al poder.

A Murillo no se le atribuyen ambiciones políticas y tiene fama de administrador pragmático y de tecnócrata meticuloso con los números. Su rostro está asociado a las reformas institucionalizadas por el menor de los Castro en abril de 2011, y que han ido disminuyendo el monopolio estatal.

En marzo de este año Murillo fue el encargado de presentar ante el Parlamento la nueva Ley de Inversión Extranjera, con la que la isla busca captar más capitales del exterior.

Cuba aspira a alcanzar un ritmo de crecimiento anual de entre el cinco y el siete por ciento, "y para conseguirlo se hace necesario alcanzar tasas de acumulación (de capital) del 20-25 por ciento, mediante créditos e inversión extranjera directa", explicó Murillo entonces ante la cámara.

Al mismo tiempo, el nuevo ministro de Economía ha subrayado en varias ocasiones que la apertura económica no implica una renuncia al modelo socialista de la isla.

Las reformas de mercado de los últimos años en Cuba han significado la apertura a la iniciativa privada, con pequeños negocios en los que ya trabajan en tanto más de 460 mil personas.

La isla también abrió en los últimos años parcialmente los mercados automotriz e inmobiliario tras décadas de restricciones. En el marco de las reformas, Raúl Castro puso asimismo en marcha en enero de 2013 una reforma migratoria que eliminó el permiso de salida que se le exigió durante años a los cubanos para salir al extranjero.

En los últimos tiempos, el presidente ha subrayado en varias ocasiones que el programa de reformas está en una "fase más compleja". Este año está en marcha una eliminación paulatina de la doble moneda que rige en la isla desde los años 90.

"Como se ha señalado públicamente, la implementación de los lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución se adentra en las cuestiones más complejas y profundas", reiteró hoy el comunicado del órgano de poder ejecutivo presidido por Raúl Castro.

"Considerando este objetivo, el Consejo de Estado, a propuesta de su presidente, acordó liberar del cargo de ministro de Economía y Planificación al compañero Adel Yzquierdo Rodríguez y en su lugar nombrar al compañero MarinoMurillo Jorge", agregó el texto.