Mantiene Corea del Norte desplegadas sus lanzaderas tras disparar 25 misiles

El Gobierno de Corea del Sur cree que el régimen de Kim Jong-un podría realizar más lanzamientos de misiles de corto alcance en los próximos días.

Seúl

Corea del Norte no ha retirado de su costa oriental las lanzaderas móviles tras el reciente disparo al mar de 25 misiles, informó hoy una fuente militar de Seúl, lo que podría indicar que el país comunista llevará a cabo ensayos similares próximamente.

Las imágenes de satélite han mostrado la presencia de "10 lanzaderas móviles cerca de Wonsan (150 kilómetros al oeste de Pyongyang), en la provincia de Kangwon", origen de los lanzamientos del domingo, aseguró una fuente anónima del Ejército surcoreano a la agencia Yonhap.

Con esto, el Gobierno de Corea del Sur cree que el régimen de Kim Jong-un podría realizar más lanzamientos de misiles de corto alcance en los próximos días.

En este contexto, las Fuerzas Armadas surcoreanas "vigilan de cerca los movimientos del Ejército de Corea del Norte por si hay nuevas provocaciones", indicó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl.

El régimen de Kim Jong-un lanzó en la tarde de ayer al mar 25 misiles de corto alcance en un total de tres tandas desde un punto cercano a Wonsan, en el extremo oriental del país.

Seúl estima que los misiles corresponden al diseño soviético FROG empleados por el Ejército norcoreano desde la década de los sesenta y con un alcance máximo de aproximadamente 70 kilómetros.

Tanto Corea del Sur como EU han instado al país comunista a dejar de realizar este tipo de acciones que a su juicio son "provocadoras" y "aumentan la tensión" en la península coreana.

Los lanzamientos de proyectiles de corto alcance se consideran una protesta de Pyongyang al ejercicio conjunto anual Foal Eagle que Seúl y Washington llevan a cabo estos días en territorio surcoreano con la participación de 7.500 efectivos militares estadounidenses.

EU mantiene permanentemente 28.500 efectivos militares en Corea del Sur y se compromete a defender a su aliado desde la Guerra de Corea (1950-53), que dejó a ambas Coreas técnicamente enfrentadas al finalizar con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz.