'Mamitis' no es la única causa para solicitar el divorcio

Impotencia, porque la boda no se realizó en una iglesia, o que te engañen con cualidades falsas son algunos de los motivos por los que se puede solicitar la declaración de nulidad de un matrimonio.
Para poder determinar si un matrimonio canónico es nulo, debe realizarse un proceso judicial.
Para poder determinar si un matrimonio canónico es nulo, debe realizarse un proceso judicial. (Especial)

Ciudad de México

Son varios los motivos enumerados en el Código de Derecho Canónico por los que se puede solicitar la declaración de nulidad de un matrimonio; la Iglesia es la única que tiene la facultad de anularlos.

Para poder determinar si un matrimonio es nulo, debe realizarse un proceso judicial ante el juez competente, al que se le deben aportar las pruebas  pertinentes, y en el que deben intervenir todas las partes procesales.

Las causas de nulidad son el defecto de forma, o celebrado con impedimento o con vicio de consentimiento. Te dejamos algunas de esas causas:

Impotencia: No puede contraer válidamente matrimonio quien no puede realizar la cópula conyugal. Sin embargo, la esterilidad ni impide ni dirime el matrimonio.

Error: Sería el caso de quien, queriendo casarse con una persona, cierta y determinada, se casa equivocadamente, por error, con otra distinta, pensando que es con quién él quería casarse.

Por el lugar: El matrimonio entre católicos se debe celebrar en una iglesia parroquial; con licencia del Ordinario del lugar o del párroco puede celebrarse en otra iglesia u oratorio.

Pública Honestidad: El concubino está impedido de casarse con la hija de su concubina o viceversa.

Voto de castidad: No puede contraer matrimonio quien está vinculado por voto público y perpetuo de castidad en un Instituto religioso.

Rapto: No puede contraer matrimonio válidamente la mujer raptada con su raptor o retenida con miras a contraer matrimonio.

Ignorancia: de las propiedades esenciales del matrimonio, tales como fidelidad, indisolubilidad, bien de los cónyuges, etc.

Incapacidad: para darlo válidamente por carecer de uso de razón, por grave defecto de discreción de juicio o por imposibilidad de asumir las obligaciones a que se han comprometido.

Engaño: Contrae matrimonio inválidamente, quien lo hace engañado, por dolo provocado para obtener su consentimiento, acerca de una cualidad del otro contrayente.

Por naturaleza psíquica: como pueden ser ciertos trastornos psicosexuales; hay algunos antecedentes jurisprudenciales en casos de ciertos tipos de homosexualidad y de promiscuidad sexual.

Carecer de razón: como quienes están afectados por una enfermedad mental, o privados del uso de sus facultades intelectivas o volitivas.

Violencia física o moral: si se amenaza a la otra persona con un mal que provoque perturbación grave de ánimo, para librarse del cual la persona se vea obligada a casarse.

La edad: No puede contraer matrimonio válido el varón antes de los 16 años cumplidos ni la mujer antes de los 14 también cumplidos.

Simulación total del matrimonio: o exclusión de una propiedad esencia.

Crimen: Quien con el fin de contraer matrimonio con una determinada persona causa la muerte del cónyuge de ésta o de su propio cónyuge no pueden contraer matrimonio.

Matrimonio bajo condición: cuando el matrimonio se condiciona a un hecho futuro e incierto el matrimonio es nulo.

Vínculo o ligamen: No puede contraer válidamente matrimonio quien está unido por un vínculo matrimonial anterior, aunque no se haya consumado.

Disparidad de cultos: No puede contraer válidamente matrimonio el bautizado en la Iglesia Católica o convertido a ella y un no bautizado.

Matrimonio mixto: No puede contraer válidamente matrimonio un católico bautizado y otro en otra confesión cristiana que no esté en plena comunión con la Iglesia Católica, es decir, un bautizado no católico. Este matrimonio sería ilícito.

Orden Sagrado: No puede contraer matrimonio el varón que haya recibido las órdenes sagradas (diaconado, presbiterado y episcopado).

Consanguinidad: No pueden contraer matrimonio los ascendientes ni descendientes en línea recta ni los unidos por vínculo de sangre hasta el cuarto grado colateral inclusive.

Parentesco Legal: No pueden contraer matrimonio quienes están unidos por el vínculo de la adopción en línea recta o en segundo grado colateral

Por celebrarse sin la asistencia del ordinario: del lugar o párroco, o sin su delegación.

Cabe mencionar que los malos tratos  durante la vida del matrimonio en sí  mismo no es, no puede ser, causa de nulidad del matrimonio, porque son  hechos ocurridos  después de contraer matrimonio.

Una conducta posterior a la boda, por muy reprobable que sea, no puede invalidar el consentimiento prestado correctamente en su momento.

¿Quiénes pueden pedir que su matrimonio sea declarado nulo ante un Tribunal Eclesiástico?

Según el canon 1476 cualquier persona que haya celebrado un matrimonio que se retenga sometido a la ley canónica, esté o no bautizada, puede demandar en juicio; y la parte legítimamente demandada tiene obligación de responder.

De acuerdo con los cánones 1674 y 1675, tienen derecho a impugnar la validez de un matrimonio ante el juez eclesiástico: los cónyuges, el Promotor de justicia o un tercero cuando sea preciso para resolver otra controversia, como es el caso, por ejemplo, del heredero legítimo de un difunto.

¿Cuál es el Tribunal competente para examinar un caso matrimonial?

Para las causas de nulidad de matrimonio no reservadas a la Sede Apostólica, son competentes en orden de precedencia:

-El Tribunal del lugar en que se celebró el matrimonio

-El Tribunal del lugar en que el demandado tiene su domicilio

-El Tribunal en que tiene su domicilio la parte actora

-El Tribunal del lugar en donde, de hecho, se van a recoger la mayor parte de las pruebas.

-En razón del Primado del Romano Pontífice sobre toda la Iglesia, cualquier fiel puede llevar o introducir ante la Santa Sede una causa.