Malaysia Airlines: dos años sin respuestas

El vuelo MH370 desapareció con 239 personas a bordo, en el mayor misterio en la historia de la aviación moderna.
Sus restos se buscan en el Índico.
Sus restos se buscan en el Índico. (Kim Kyung-Hoon/Reuters)

Kuala Lumpur

La desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines poco después de despegar del aeropuerto de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo sigue siendo un misterio, según un informe publicado ayer al cumplirse exactamente dos años del inexplicado drama.

El equipo de expertos internacionales dirigido por Malasia para dilucidar este caso publicó su informe anual provisional, pero sus breves revelaciones no aportan ninguna indicación a los devastados familiares de las víctimas sobre las circunstancias de la desaparición del aparato.

"Hasta hoy, no se han encontrado los restos del MH370 pese a la continua búsqueda en el sur del océano Índico", recuerda el informe.

Australia y Malasia aseguran no obstante que no pierden la esperanza de hallar rastros del avión.

"Las operaciones de búsqueda en curso deben terminar este año, y conservamos la esperanza de que el MH370 será hallado", declaró el primer ministro de Malasia, Najib Razak, en un comunicado.

En el caso de que estas búsquedas en el Índico no den resultado, Malasia, Australia y China —153 de los 239 ocupantes eran chinos— van a reunirse para "determinar el camino a seguir", añadió.

El vuelo MH370 que se dirigía a Pekín desapareció el 8 de marzo de 2014, oficialmente después de haber caído en el océano Índico. El caso es hasta hoy el mayor misterio de la historia de la aviación moderna.

Australia dirige las investigaciones en el sur del Índico, en las profundidades de una zona de 120 mil kilómetros cuadrados, equivalentes a la superficie de Nicaragua. Se trata de las mayores y más caras búsquedas de este tipo en toda la historia.

"La búsqueda proseguirá en los días y los meses venideros en los 30 mil kilómetros cuadrados restantes, y Australia, Malasia y China esperan que el avión será encontrado", declaró en un comunicado el ministro australiano de Transportes, Darren Chester.

"Hallar el avión permitiría dar respuestas a todo el mundo, en particular a las familias que han perdido a seres queridos", añadió el ministro.

En Pekín, más de 20 familiares de las víctimas se congregaron en un templo budista para rezar, y leyeron una declaración exhortando a que no se interrumpan las búsquedas.

Pero los esfuerzos por localizar los restos del avión han sido hasta ahora infructuosos, y a falta de nuevas pistas las autoridades tienen previsto concluir sus operaciones en julio.

Las especulaciones sobre las razones de la desaparición se centran en torno a una falla mecánica o estructural, una toma de rehenes un acto terrorista, o el disparo por error de un misil desde tierra durante maniobras conjuntas de EU y Tailandia, pero nada ha venido hasta ahora a apuntalar ninguna hipótesis.

De momento, un fragmento de ala hallado en julio pasado en la isla francesa de Reunión, en el Índico, y que pertenecería según las autoridades francesas y malasias al Boeing 777 de Malaysia Airlines, es la única prueba de que el avión se estrelló. Pero este elemento no ha aportado ninguna respuesta a cómo desapareció.

Otros dos restos fueron hallados recientemente, pero deben ser analizados para decir si proceden del avión que operaba el vuelo MH370.

El segundo aniversario es asimismo el plazo máximo para interponer una querella contra una compañía aérea tras un accidente.

Varios familiares y allegados de las víctimas han interpuesto demandas contra Malaysia Airlines estos últimos días en Estados Unidos, Malasia, China, Australia y otros países, mientras otros han aceptado transacciones por vía amistosa, según los abogados. También fue interpuesta una querella contra Boeing en EU.

Muchos de los familiares y allegados acusan a la compañía aérea y al gobierno malasio de esconder información sobre este drama, y alegan haber sido maltratados, lo que los interesados niegan.