Malasia y Holanda analizarán derribo de avión malayo en Ucrania

En un comunicado difundido este sábado, Najib señaló que discutirá con el primer ministro holandés si "los patólogos malasios pueden ser de ayuda para acelerar el proceso de identificación de ...

Tokio

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, viajará a Países Bajos el próximo miércoles, donde se reunirá con su colega holandés Mark Rutte, para analizar la situación en torno al derribo de un avión comercial malayo en el este de Ucrania.

En un comunicado difundido este sábado, Najib señaló que discutirá con el primer ministro holandés si "los patólogos malayos pueden ser de ayuda para acelerar el proceso de identificación de los restos humanos", reportó el sitio de noticias Maly Mail online.

En el avión de Malaysia Airlines, que cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur, viajaban 44 malayos y 192 holandeses, de una total de 298 personas que perdieron la vida el pasado jueves 17 en un incidente que todavía no ha sido aclarado en su totalidad.

Ambos líderes también discutirán sobre las medidas a tomar para asegurar el pleno acceso al lugar del accidente en el este de Ucrania, en una zona controlada por rebeldes separatistas, además Najib visitará el centro forense.

Ambas partes coinciden en que se requiere acceso total al lugar del accidente para reunir las pruebas que puedan completar una investigación exhaustiva que determine las causa de la catástrofe y quién fue el responsable.

"Malasia buscó concretar un acuerdo con quienes tienen el control del lugar del accidente para que permitan una investigación completa en el lugar de los hechos, la transferencia de las cajas negras y regreso de los restos humanos", según se detalla en el comunicado.

"Se han cumplido dos condiciones. Mi prioridad ahora es que los investigadores internacionales se les de acceso completo y seguro en el sitio. Esto requerirá la cooperación de quienes tienen el control del lugar del accidente y las fuerzas armadas de Ucrania".

Rebeldes prorrusos han sido señalados como los responsables de derribar la nave de Malaysia Airlines, mientras los separatistas acusan a las fuerzas leales a Kiev de disparar el misil.

Rusia, el tercer país en discordia, que tiene un enorme influencia con los separatistas, ha sido severamente sancionada por Estados Unidos y la Unión Europea, por su rechazo a cooperar con las autoridades para resolver el trágico incidente.

Australia ha adelantado que enviará a policías y militares al este de Ucrania, parte de ellos estarán armados, para vigilar el lugar del siniestro del vuelo MH17 de Malaysia Airlines y ayudar a los expertos a recuperar cuerpos y evidencias.

Actualmente, una comisión internacional investiga el caso en la región ucraniana de Donetsk, sacudida desde hace meses por una sangrienta guerra civil, en el marco de un acuerdo firmado con Kiev.