Abás buscará hoy convencer a Hamás de aceptar tregua

El jefe de la Autoridad Palestina se reunirá con el líder extremista Jaled Meshal en Doha.

Jartum y Gaza

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, se reunirá hoy en Doha con el líder del movimiento extremista Hamás, Jaled Meshal, en el exilio, para “tratar de convencerlo” de que acepte el alto al fuego con Israel.

Ambos han tenido varias pláticas telefónicas estos últimos días en las que, según un diplomático palestino, hablaron de la intensa ofensiva israelí contra la Franja de Gaza, que ha dejado ya a 343 palestinos muertos, en su mayoría civiles, durante 12 días, así como unos dos mil 400 palestinos heridos.

Es la primera vez que el presidente Abás, jefe de la Autoridad Palestina que administra las zonas autónomas de Cisjordania, es citado públicamente por Hamás, que controla Gaza, como parte involucrada en el proceso.

En el encuentro en Doha, está previsto que Abás estudie con Meshal las condiciones impuestas por Hamás para aceptar un alto al fuego, entre las que está la liberación de los presos palestinos en Israel y el desbloqueo de la Franja de Gaza.

Abás ha mantenido estos días varios encuentros con altos responsables en Oriente Medio en busca de apoyo a la iniciativa egipcia y para pedir a los países cercanos a Hamás que presionen a ese movimiento para que acepte el alto al fuego.

Egipto está mediando entre Israel y Hamás a través de un proceso que incluye un alto al fuego que fue rechazado por el grupo palestino, aunque aceptado durante unas horas por el gobierno israelí, que inició hace tres días una ofensiva terrestre en Gaza.

Para buscar una solución al conflicto, Abás se reunió en El Cairo con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi; con el representante de Hamás en Egipto, Musa Abu Marzuq, y con otros líderes locales e internacionales.

Ayer sostuvo un encuentro con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en Estambul.

La búsqueda de un acuerdo para lograr un alto al fuego es apremiante para frenar la sangrienta escalada de violencia por la operación de Israel contra Hamás, que ayer dejó al menos 47 palestinos muertos en la Franja de Gaza.

Ayer, dos soldados israelíes murieron en combates para repeler a un comando palestino que intentaba penetrar en territorio de Israel al pasar por un túnel, informó el Ejército.

Mientras Israel intensificaba sus bombardeos aéreos y las tropas preparaban la ampliación del asalto terrestre, se anunció que el titular de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, estará hoy en Oriente Medio para expresar su “solidaridad” con los israelíes y los palestinos.

Ban tiene previsto actuar “en coordinación con los actores regionales e internacionales para acabar con la violencia y encontrar una salida” al conflicto, dijo su oficina en un comunicado.

En un “esfuerzo para alentar un alto al fuego duradero”, Ban viajará a Doha, desde donde continuará luego a Kuwait, El Cairo, Jerusalén, Ramala y Ammán y se prevé que regrese a Nueva York a fines de la próxima semana.

Ira “solidaria”

Cientos de pro palestinos se enfrentaron ayer a la policía con piedras y gases lacrimógenos en París, en una manifestación de apoyo a los habitantes de Gaza, prohibida por las autoridades, que arrestaron a 30 personas.

La policía prohibió la manifestación en París, algo muy poco habitual en Francia, por el temor a que se produjeran “disturbios”, como sucedió en otra protesta organizada el 13 de julio pasado.

También en Londres y Bruselas, entre otras ciudades europeas, decenas de miles salieron a las calles a reclamar el cese de los bombardeos israelíes.