Maduro hace ‘llamado a la paz’ en artículo del NYT

El presidente de Venezuela publicó un artículo en el periódico estadunidense The New York Times en el que busca mostrar 'la realidad' de lo que sucede en su país.
Nicolás Maduro publicó un texto en el New York Times que tituló "Venezuela: A Call for Peace (Venezuela: Un llamado a la paz)"
Nicolás Maduro publicó un texto en el New York Times que tituló "Venezuela: A Call for Peace (Venezuela: Un llamado a la paz)" (Agencias)

Venezuela

El presidente venezolano Nicolás Maduro invitó el martes a leer su columna de opinión publicada en la versión digital del diario estadounidense The New York Times, que dijo aspira contrastar las mentiras que se dicen en la prensa de Estados Unidos y la realidad de lo que ocurre en este país sudamericano y su gobierno.

"Aquí digo una cantidad de verdades contrastables con el pueblo de Venezuela porque se miente mucho en Estados Unidos", dijo Maduro en su programa de radio sobre el texto, que fue publicado en español por el ministerio de Comunicación e Información.

Acotó que es un artículo "en defensa de Venezuela, como debemos salir todos los venezolanos a defender la patria, su decoro y el derecho a la paz".

En la columna, titulada "Venezuela: A Call for Peace (Venezuela: Un llamado a la paz)", el gobernante sostiene que "las recientes protestas en Venezuela han llamado la atención de la comunidad internacional. Gran parte de la cobertura en los medios de comunicación internacionales ha distorsionado la realidad de mi país y los hechos de actualidad".

"Los venezolanos nos sentimos orgullosos de nuestra democracia. Hemos construido un movimiento democrático y participativo desde la base que ha asegurado que tanto el poder y los recursos se distribuyan de manera equitativa a nuestro pueblo", indicó.

El mandatario cita numerosos indicadores que demostrarían los éxitos alcanzados en el combate la pobreza por su predecesor, el fallecido presidente Hugo Chávez, y ahora él, su heredero político, elegido en abril de 2013.

Venezuela pasó de ser "uno de los países más desiguales de América Latina en 1998 a convertirse en el país menos desigual de América Latina. Hemos reducido la pobreza enormemente -de 29% en 1998 al 19,6% en 2013. La pobreza extrema disminuyó en el mismo período, pasando de 21,5% a 6,5%", dice la columna.

Resaltó que desde 1998, "el movimiento fundado por Hugo Chávez ha ganado 18 elecciones presidenciales, parlamentarias y locales a través de un proceso electoral que el ex presidente estadounidense Jimmy Carter ha llamado "el mejor del mundo". Más recientemente, nuestro partido... logró una mayoría aplastante en las elecciones para alcaldes en diciembre de 2013, ganando en 255 de 335 municipios".

"Estos hechos desmienten afirmaciones hechas por algunos políticos en Estados Unidos, y por gran parte de los medios de comunicación, alegando que Venezuela tiene un déficit de democracia y que las protestas actuales representan el sentir de la mayoría", señaló.

"Por el contrario, la mayor parte de las protestas contra el gobierno son obra de los sectores más ricos de la sociedad que se oponen y tratan de revertir los logros del proceso revolucionario que ha beneficiado a la inmensa mayoría del pueblo venezolano", expresó.

"Los manifestantes tienen un solo objetivo: el derrocamiento inconstitucional del gobierno elegido democráticamente. Las personas que tienen preocupaciones y críticas legítimas sobre la economía o la inseguridad que merecen ser discutidas, por desgracia son socavadas por líderes de la oposición con una agenda antidemocrática y violenta", enfatizó.

La publicación de la columna ocurre en momentos que Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, contra la desbordada inflación —que alcanzó en febrero una tasa anualizada de 57.3 por ciento-, el desabastecimiento y un alto índice de delincuencia.

Los violentos incidentes registrados en Caracas y otras ciudades han dejado al menos 35 muertos, 559 heridos y más de mil 700 detenidos, de los cuales 168 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales.