Maduro, sin prueba de 'mano' mexicana

El embajador de Venezuela reconoció que su gobierno carece de elementos sobre el presunto entrenamiento de grupos opositores en nuestro país.
El embajador, Hugo José García, se dijo esperanzado que “el caso no afecte las relaciones bilaterales”.
El embajador, Hugo José García, se dijo esperanzado que “el caso no afecte las relaciones bilaterales”. (Adolfo Vladimir/Cuartoscuro)

México

El embajador de Venezuela en México, Hugo José García Torres, dijo que no cuenta con evidencias para comprobar que los grupos de choque venezolanos, que se manifiestan en su país, fueran entrenados México.

"No hay ninguna información más que la declaración del ministro del Interior, puede ser que sea cierto o no, pero yo no tengo las evidencias para demostrar que sea verdad", aseguró García Torres.

El ministro del interior venezolano, Miguel Rodríguez Torres, dijo el pasado 13 de febrero que un grupo de líderes de la oposición en Venezuela visitó México para recibir entrenamiento y conocer las tácticas para desestabilizar de forma violenta al gobierno venezolano, encabezado por el presidente Nicolás Maduro.

"La operación fue bautizada como la Fiesta Mexicana y la organizó un ciudadano de nombre Gustavo Tovar Arrollo; la finalidad de dicha reunión fue adiestrar el método de desestabilización violenta a un grupo que en su momento se llamaron líderes estudiantiles", dijo en conferencia de prensa el ministro venezolano.

"Les dieron todo el entrenamiento, participaron asesores de otras organizaciones internacionales que han tenido participación en movilizaciones en Ucrania y en otros países para derrocar gobiernos", enfatizó Rodríguez Torres un día después de las violentas manifestaciones que se realizaron en Caracas el pasado 12 de febrero y que han dejado hasta anoche, seis personas muertas.

Siete días después de las polémicas declaraciones, el representante del gobierno venezolano en la ciudad de México comentó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto tiene la decisión soberana de abrir o no una investigación.

"La información fue emitida por un integrante del gabinete del presidente Nicolás Maduro por lo que queda al gobierno de México pedir información a Venezuela o realizar sus propias averiguaciones".

"Es una decisión soberana del gobierno mexicano abrir una investigación o no ya que sería una intromisión de nuestra parte recomendarle a México se realice una investigación", opinó.

Hugo José García Hernández comentó que la relación entre México y Venezuela ha mejorado un poco y pidió que este tipo de hechos no trasciendan la relación entre estos ambos países.

"Durante varios sexenios los venezolanos y los mexicanos estuvimos bastantes separados, ahora con el presidente Enrique Peña Nieto se mejoró la relación y hay un acercamiento, sin embargo siempre hay un impasse como ocurrió en el caso de la avioneta mexicana destruida en Venezuela, y esperamos que esto no trascienda y afecte las relaciones bilaterales", reflexionó el embajador.

A pesar de no tener pruebas del presunto entrenamiento, el funcionario recordó otra acusación del ministro Rodríguez Torres, quien señaló que los muñecos colgados esta semana en la región de Táchira, los cuales aparentan estar ahorcados, son también producto de las supuestas enseñanzas que recibieron en México los manifestantes sudamericanos.

"Por cierto, anoche el ministro Rodríguez Torres hizo otro señalamiento; señaló que los muñecos colgados en un puente en la entrada de la ciudad de Táchira son parte de las enseñanzas que han recibido aquí en México", apuntó.

Mientras, a propuesta del Partido Acción Nacional (PAN), el Senado mexicano debatió un punto de acuerdo que pretendía condenar los actos violentos en Venezuela y expresar su preocupación ante esos hechos, así como externar sus condolencias por los fallecidos en las manifestaciones.

El acuerdo, impulsado por la senadora Mariana Gómez del Campo y respaldado por legisladores del PAN, Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, no encontró más apoyo.

Los senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) no dieron su aval a dicha propuesta, y se manifestaron a favor del principio de la no intervención en conflictos internos.

Amenaza a CNN

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer que si la cadena de televisión estadunidense CNN "no rectifica" su cobertura sobre el país será bloqueada su difusión.

"CNN tiene el objetivo de justiciar una guerra civil para provocar la intervención del ejército gringo contra nuestra patria. Alerta a todo el país. Alerta", señaló.

Ya Maduro ordenó sacar de la programación por cable a la televisora colombiana NTN24, por transmitir en vivo los incidentes del 12 de febrero que dejaron tres muertos y 66 heridos.