Maduro promete hoy batalla a los opositores

Nicolás Maduro, que hoy estrenó su programa de radio, advirtió por la noche que los opositores, que cumplen ya un mes de protestas en Caracas contras su gobierno, no entrarán al centro de ...
Nicolás Maduro, en su programa de radio en el palacio de Miraflores
Nicolás Maduro, en su programa de radio en el palacio de Miraflores (AFP)

Caracas

Estudiantes y opositores venezolanos convocaron a una nueva manifestación este miércoles en Caracas, cuando se cumple un mes de intensas protestas en la capital iniciadas justamente con una marcha de universitarios, mientras en Chile los cancilleres de Unasur tratarán la crisis de Venezuela. Pero el presidente Nicolás Maduro advirtió por la noche que los opositores no entrarán al centro de Caracas como planean, alegando que "esa marcha no está autorizada" y buscan generar violencia.

"No los voy a dejar entrar", expresó. "Sé que vienen con un plan violento (...) sería un loco si lo permito", añadió durante el estreno de su programa radial "En contacto con Maduro". El mandatario agregó que prohibirá el paso de las marchas opositoras al centro mientras continúen las barricadas de manifestantes en algunas zonas y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática "se niegue a dialogar".

La movilización opositora podría cruzarse con otra marcha chavista de "jóvenes y estudiantes", convocada hoy por el ministro de Educación, Héctor Rodríguez. El 12 de febrero, tras un llamado de organizaciones estudiantiles, Caracas fue escenario de una de las mayores protestas opositoras y se sintonizó con otras localidades como San Cristóbal (oeste), donde desde principios de mes mantenían manifestaciones contra la inseguridad que golpea al país.

"Apelamos a la conciencia de los venezolanos para que no nos abandonen en esta lucha", dijo hoy el dirigente estudiantil Juan Quintana, convocando a trabajadores, madres, padres, sindicalistas y gremios para la movilización. Las marchas opositoras se han multiplicado, algunas con decenas de miles de personas, sumando denuncias contra la inflación de 56%, la escasez y la represión policial, de la mano de hechos violentos que dejan 21 fallecidos, el más reciente un estudiante que el lunes murió tras ser baleado en San Cristóbal.

Estudiantes y oposición prevén marchar desde la Plaza Venezuela hasta la Defensoría del Pueblo, ruta desafiante porque transitaría por el municipio de Libertador, feudo del chavismo y cuya alcaldía bloqueó con policías, recientes marchas opositoras. La diputada opositora María Corina Machado, otra de las cabezas de la movilización, y el alcalde opositor de la Gran Caracas, Antonio Ledezma, anunciaron que acompañarán a los estudiantes. La movilización chavista recorrerá también el centro por una ruta cercana a la opositora, pero "está autorizada", recordó Maduro.

"Se lo decimos muy claro al país: el miércoles llegaremos a la Defensoría del Pueblo y no habrá piquete que valga, siempre bajo la lucha no violenta", dijo en rueda de prensa el también líder estudiantil Carlos Vargas. En la estrategia de calle también se cuentan aparatosos choques cotidianos -que ya cansan a los vecinos- de pequeños grupos de encapuchados que se enfrentan con piedras y bombas incendiarias a las fuerzas del orden en la zona este, feudo de la oposición.

Para el politólogo John Magdaleno, la protesta se mantendrá "pero con menor intensidad", ya que los reclamos que la han alimentado no han sido resueltos, pero es "muy prematuro hablar de la caída del gobierno". "Las protestas han conseguido desgastar la imagen del gobierno, lo ha expuesto ante la opinión pública nacional e internacional, particularmente por los excesos de los cuerpos de seguridad del Estado", considera Magdaleno.

Las protestas han sido discutidas en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, mientras que en la OEA Panamá propuso sin éxito una reunión de cancilleres, lo que desató la condena de Maduro y la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales el miércoles pasado. El tema de Venezuela será discutido el miércoles en Santiago por los cancilleres de Unasur, quienes crearán una comisión que aliente el diálogo en el país. "Bienvenida la comisión que elija Unasur para venir a acompañar y a fortalecer el proceso de diálogo nacional", dijo hoy Maduro.

Maduro ha denunciado las protestas como "un golpe de Estado en desarrollo" supuestamente fomentado por la oposición y por agentes externos encabezados por Estados Unidos. "Hemos respondido al golpe terrorista, a las acciones terroristas con más trabajo. Si ellos creen que nos iban a detener están bien locos, lo que nos dan es más fuerza para trabajar por este pueblo", sostuvo.

Hace un mes, una de las consignas de la manifestación enarboladas por Leopoldo López, líder del opositor Voluntad Popular, era "la salida" del gobierno, lo que le valió ser acusado de incitar a la violencia. Desde el 18 de febrero, luego de entregarse ante miles de sus seguidores, López permanece en una prisión militar mientras transcurre el plazo máximo de 45 días para definir su situación judicial.

Este mes de protestas ha evidenciado diferencias en el seno de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD). El líder Henrique Capriles, derrotado por Maduro en las presidenciales de abril de 2013 por 1.5% de los votos, se distanció inicialmente de las protestas, pero terminó por sintonizarse, aunque con cautela y advirtiendo que no hay condiciones constitucionales para la salida del gobierno.

López "encendió, encarnó el malestar" de la oposición y Capriles ha buscado encauzarlo evitando "consecuencias mayores por una obsesión de que no se repita la violencia poselectoral" de abril de 2013, cuando en medio de las denuncias de fraude se desataron violentos choques callejeros que en dos jornadas dejaron una decena de muertos, explica Magdaleno.

Un estudiante falleció y otras dos personas resultaron heridas la noche del lunes tras ser baleados por desconocidos cuando protestaban en San Cristóbal (oeste), con lo que suben a 21 las muertos en las manifestaciones contra el gobierno venezolano, informaron hoy las autoridades locales. "El joven Daniel Tinoco, de 24 años, perdió la vida anoche (lunes) producto de un disparo que le hacen en el pecho y hay dos personas más heridas", dijo en diálogo telefónico con la AFP el alcalde opositor de San Cristóbal, Daniel Ceballos.

Tinoco llegó sin signos vitales a la clínica adonde fue trasladado la noche del lunes, mientras las "otras dos personas que están heridas de bala, una en el hombro y la otra en el abdomen, fueron operadas en la madrugada y están en una condición estable", añadió el funcionario. Ceballos explicó que "desconocidos encapuchados a bordo de vehículos y motos dispararon hacia un grupo de estudiantes" -entre ellos Tinoco-, quienes hace más de un mes protestan en una avenida de San Cristóbal (bastión de la oposición) contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El alcalde denunció que se "presume" que los atacantes son parte de los "colectivos armados que apoyan al gobierno". Desde que las manifestaciones iniciaron, dirigentes y estudiantes de oposición así como autoridades del gobierno se han acusado mutuamente de promover grupos de radicales que atacan con armas de fuego las manifestaciones. El lunes, Maduro informó que las autoridades investigan la muerte de una chilena, residente en Venezuela desde 2006, que el sábado recibió un balazo en la cabeza cuando se acercó a una barricada colocada por manifestantes en las cercanías de su casa en el estado de Mérida (oeste).

Las protestas contra el gobierno iniciaron en San Cristóbal (capital del estado Táchira) el 4 de febrero, cuando estudiantes salieron a protestar para exigir al gobierno más seguridad en los campus tras el intento de violación de una universitaria. Apoyadas por dirigentes de la oposición, las protestas, que han dejado 21 muertos y más de 300 heridos, se ampliaron desde entonces a ciudades como Caracas, Mérida, Valencia y Maracay e incluyeron reclamos contra la detención de estudiantes, la inflación (56.3% anual) y la escasez de productos básicos.