Maduro halló con energía y "pensamientos claros" a Fidel Castro

El histórico líder cubano tuvo un encuentro ayer de seis horas con el presidente de Venezuela, a quien felicitó por la ayuda humanitaria a Gaza donde denunció un "genocidio".
En esta imagen facilitada por Cubadebate podemos ver a Maduro (i) durante su reunión con Fidel Castro (d) el martes en La Habana
En esta imagen facilitada por Cubadebate podemos ver a Maduro (i) durante su reunión con Fidel Castro (d) el martes en La Habana (AFP)

Caracas, La Habana

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comentó hoy la visita realizada ayer al líder cubano Fidel Castro, de 88 años, con quien sostuvo una conversación durante unas seis horas y a quien encontró con "energía", con "fuerza" y con "pensamientos claros".

"El día de ayer estuve en Cuba, visitando al comandante Fidel Castro a nombre de toda nuestra patria, 88 años cumplió hace unos días y yo le había prometido que lo iba a visitar pronto y así cumplí ayer", informó Maduro desde una jornada de Gobierno transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión.

"Qué energía, que fuerza la del comandante, la voz clara, los pensamientos claros, la fuerza, seis horas, después recorrimos los campos, los sembradíos, donde él personalmente atiende todos los días los proyectos agroalimentarios", comentó. Maduro indicó que regresó esta mañana a su país y que antes le regaló a Castro un atuendo deportivo de la selección olímpica de Venezuela, ropa con la que aparece en las fotos que ya fueron difundidas en la publicación Cuba Debate.

"Aquí estábamos recorriendo algunos de los campos de los sembradíos de moringa, estuvimos como una hora recorriendo eso (...) y aquí estamos compartiendo con dos vecinas que pasaban por allí y el comandante Fidel Castro las agarró y les hizo un interrogatorio", dijo Maduro al comentar las fotos de la publicación cubana.

"Nos reímos un rato porque tiene muy buen humor", dijo al resaltar que Castro recordó mucho al fallecido Hugo Chávez presidente venezolano (1999-2013). Comentó que con el expresidente cubano conversó sobre el tema alimentario "y la necesidad de una revolución alimentaria con nuevos métodos" y señaló que sobre ese aspecto Castro ha adelantado "investigaciones profundas" sobre "fuentes proteicas de carácter vegetal".

Además, el gobernante venezolano y el líder cubano conversaron sobre el conflicto entre Israel y Palestina y Maduro aseguró que Castro se mostró muy emocionado con el ofrecimiento que hizo Venezuela de albergar a niños huérfanos afectados por los bombardeos en Gaza.

Más temprano, La Habana informó del encuentro entre Maduro y Castro y, de acuerdo con la información oficial, el líder cubano alabó al presidente venezolano por su implicación en la crisis de Gaza con el envío de ayuda humanitaria.

"Ayer recibí la visita del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, quien realizó un viaje al exterior relacionado con la defensa de los importantes intereses petroleros de su país", dijo Castro en su escrito titulado "La verdadera amistad", divulgado por los medios locales. El viaje de Maduro a la isla no fue anunciado de forma oficial ni en La Habana ni en Caracas.

"Felicité a Maduro por su extraordinaria solidaridad con el pueblo heroico de la Franja de Gaza", añadió Castro, refiriéndose al avión con doce toneladas de ayuda humanitaria que Venezuela envió a los palestinos "apenas llegaron noticias del genocidio y el elevado número de niños, madres y personas heridas o asesinadas por los ataques genocidas de Israel".

En su escrito el padre de la revolución cubana destacó que el "genocidio que se lleva a cabo en la Franja de Gaza" es "uno de los acontecimientos más dramáticos" de la historia y calificó a Israel como "una potencia militar nuclear sofisticada y a la vez irresponsable".

"(...) El caos se hace evidente en la política mundial. Por eso resultó tan útil el encuentro con el presidente venezolano", apuntó Castro, subrayando que Maduro había prometido visitarlo cuando lo felicitó el 13 de agosto por su cumpleaños.

Alejado del poder en 2006 por una crisis de salud, Castro se dedica desde entonces a escribir libros y artículos de prensa, así como a recibir en su casa a personalidades internacionales.