Maduro dice que sector opositor tiene un plan secesionista

El presidente de Venezuela denunció el intento de un grupo por hacer que seis estados venezolanos se vuelvan autónomos: Zulia y Táchira (oeste), fronterizos con Colombia, así como Mérida ...
Nicolás Maduro denunció que grupos opositores quieren "partir a Venezuela en 20 pedazos"
Nicolás Maduro denunció que grupos opositores quieren "partir a Venezuela en 20 pedazos" (AFP)

Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró hoy que existe un sector de la oposición que tiene un plan secesionista para que seis de sus 23 estados se vuelvan autónomos y apuntó que actualmente se realiza una investigación sobre esa iniciativa. "Ha surgido un movimiento de la derecha venezolana que propone la separación de varios estados de la república", dijo el mandatario durante un Consejo de Ministros, tras asegurar que tiene en su poder unos documentos que confirman los planes de este grupo y que los está investigando.

Según Maduro, y de acuerdo con las pruebas que dice poseer, los opositores que siguen ese plan utilizan las barricadas que se han colocado en diferentes puntos del país como forma de protesta contra su Gobierno, "para que la gente se sienta obstinada y esté de acuerdo con separar ese estado de la república".

Indicó que aunque parezcan "loquitos", se trata de "una amenaza" real y aseguró que su Gobierno maneja desde hace tiempo la información de que se pretende separar de Venezuela a los estados Zulia y Táchira (oeste), fronterizos con Colombia, así como Mérida (oeste), Lara (oeste), Carabobo (centro) y Nueva Esparta (este). "La salida que ahora ellos proponen es, como no pueden acabar con la revolución, es acabar con Venezuela, o sea, partir a Venezuela en 20 pedazos", dijo.

Asimismo, comentó que "uno de estos voceros" de ese movimiento opositor secesionista ha declarado que "no existe vía de retorno a la situación inicial", dadas "las graves circunstancias" por las cuales están atravesando los estados Táchira y Mérida. Maduro dijo que ese vocero también indicó que "serán los ciudadanos de estos estados los que decidirán si toman el camino de constituirse como estado autónomo", aunque no descartan "la fusión con Colombia".

"Nosotros estamos seguros de que estos sectores son minoritarios, pero así como son minoritarios, tienen un proyecto y detrás de ellos ¿quién está?, ¿quién quisiera ver a Venezuela partida en diez estados autónomos, unos sumándose a Colombia y otros a EU (...) los que odian nuestra patria", reiteró. Venezuela vive desde hace semanas una ola de protestas antigubernamentales, muchas de ellas en forma de barricadas que cortan calles y avenidas, que en ocasiones se han tornado violentas y que han dejado un saldo de 39 muertos y más de medio millar de heridos.

Maduro anunció también que está a la espera de que un conjunto de personalidades de EU visite el país y que su colega estadunidense, Barack Obama, apruebe al nuevo embajador en Washington. "Estamos esperando la visita de un conjunto de personalidades de los Estados Unidos" y que Obama apruebe al nuevo embajador venezolano en EU, dijo Maduro sin dar más detalles durante una reunión televisada con buena parte de su gabinete. "Para seguir abonando el camino de un nuevo tipo de relaciones entre los Estados Unidos, USA, y la Venezuela de Simón Bolívar", afirmó.

Maduro hizo referencia al artículo firmado por él en el periódico The New York Times y que, dijo, escribió para que el pueblo de EU y "algunos sectores de la élite del poder" en ese país "escuche nuestra verdad, (...) la realidad" de Venezuela. Estas élites están metiendo a Obama en un "callejón sin salida" en cuanto a las políticas dirigidas hacia la región latinoamericana, caribeña y hacia Venezuela, "en particular", para "los próximos 40 años", señaló.

"Lamentablemente quien impone la política en EU, en el Departamento de Estado, son los lobbys más recalcitrantes del poder económico, del aparato industrial financiero comunicacional", añadió. Venezuela y Estados Unidos atraviesan uno de los momentos más bajos en sus relaciones diplomáticas desde que en 2010 se quedaron sin embajadores. Sin embargo, el pasado 25 de febrero, Maduro propuso a Maximilien Sánchez Arveláiz como nuevo representante diplomático en Estados Unidos como un gesto para fortalecer la relación, gesto saludado por Washington.