Maduro anuncia detención de militares por tramar "atentado golpista"

El mandatario revelaba la desarticulación de la acción subversiva de un grupo de oficiales de la aviación militar mientras estudiantes y policías se enfrentaron de nuevo a un año del inicio de las ...
Nicolas Maduro (d) saluda a sus seguidores durante un programa televisivo en Caracas este jueves
Nicolas Maduro (d) saluda a sus seguidores durante un programa televisivo en Caracas este jueves (AFP)

Caracas

El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció hoy el desmantelamiento de "un atentado golpista" por parte de "un grupo de oficiales de la aviación militar", que ya fueron detenidos.

"Hemos desarticulado, hemos desmantelado un atentado golpista contra la democracia y la estabilidad de nuestra patria. Se trata de un intento de utilizar a un grupo de oficiales de la aviación militar para provocar un hecho violento, un atentado, un ataque", afirmó el mandatario en un acto en Caracas.

"Hicimos detenciones muy importantes el día de ayer (miércoles), en la noche, en la madrugada y hoy", aseguró el mandatario, que no especificó nombres ni rangos de los oficiales arrestados y solo mencionó a un "general de la aviación de apellido Hernández, alias el oso", que habría urdido una conspiración "con otros cuatro oficiales".

Según el relato del mandatario el plan consistía en "levantar un avión Tucano, artillar un avión Tucano y atacar el palacio (presidencial) de Miraflores o el lugar donde yo participara de algunas de estas manifestaciones" que se realizaron en la jornada.

Añadió que el supuesto plan sería dirigido "desde Washington" y también comprendería "atacar otros objetivos ya trazados, (la cadena de televisión) Telesur era uno de ellos, el ministerio de la Defensa, etc, etc". Según Maduro, la trama se habría financiado desde Estados Unidos.

El presidente, que hizo este anuncio cuando se cumple un año del inicio de las sangrientas protestas en Caracas contra su gobierno que entre febrero y junio se saldaron con 43 muertos, explicó que se trata de un "coletazo" de un presunto golpe similar denunciado en marzo pasado.

En esa ocasión, el mandatario anunció la detención de tres generales "con vínculos con la oposición", de los que tampoco proporcionó nombres. El mandatario, al igual que hacía su antecesor, el fallecido Hugo Chávez, denuncia con frecuencia intentos de golpe de estado y planes desestabilizadores orquestados por la derecha venezolana en colaboración con sectores de la derecha de Colombia y de Estados Unidos.

Mientras, estudiantes opositores se enfrentaron hoy con las fuerzas de seguridad en Caracas y San Cristóbal (oeste de Venezuela), con al menos dos heridos leves, durante manifestaciones a un año del inicio de las sangrientas protestas en la capital contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En San Cristóbal (Táchira, oeste), cuna de las protestas que entre febrero y junio de 2014 se saldaron con 43 muertos y centenares de heridos, una manifestación de estudiantes que se dirigía a la sede de la Defensoría del Pueblo degeneró en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, que usaron gases lacrimógenos y perdigones para dispersarlos.

Según las autoridades, los disturbios dejaron un herido leve por una piedra en la cabeza. Un fotógrafo de la AFP fue testigo de otro herido por perdigón. La prensa local reporta, sin embargo, otros heridos leves y varios detenidos.

Cientos de estudiantes se movilizaron en tres puntos de Caracas con consignas contra Maduro al este de la ciudad en la tarde, bajo la lluvia y portando imágenes de las víctimas de las protestas del año pasado.

Al caer la tarde, un centenar de estudiantes, algunos de ellos encapuchados, quemaron cauchos y se enfrentaron con piedras a las fuerzas de seguirdad, sin que por ahora haya heridos reportados.

El gobierno ordenó cerrar cinco estaciones del metro, que coinciden con las rutas escogidas por las manifestaciones antigubernamentales. Centenares de simpatizantes del gobierno también marcharon por el centro de Caracas para conmemorar el día de la juventud.

A raíz de las protestas de 2014 contra la inseguridad, el deterioro de la economía (la inflación llegó en 2014 a 64%) y la escasez de productos básicos, fue encarcelado el líder del partido Voluntad Popular Leopoldo López.

El próximo 18 de febrero se cumple un año desde que López, señalado de incitar a la violencia en las protestas, se entregó a la justicia en una manifestación multitudinaria. Su juicio sigue en proceso.

Daniel Ceballos, quien era alcalde de San Cristóbal (oeste) y que fue detenido y destituido de su cargo acusado de rebelión y conspiración, también continúa bajo proceso judicial.

Aquellas refriegas dejaron cientos de heridos, la mayoría con lesiones leves, como golpes, laceraciones o intoxicación por gases, y 1,500 personas sometidas a procesos judiciales o medidas cautelares. Según la Defensoría del Pueblo, sólo 51 personas seguían detenidas a mitad de enero.