Maduro asegura que Putin le apoya ante las protestas

El presidente venezolano afirmó que su ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, que hoy se reunió con el mandatario ruso, le envió un "mensaje de confianza a Venezuela".

Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó hoy que su ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, se reunió con el mandatario ruso, Vladimir Putin, con quien firmó acuerdos financieros y de quien recibió apoyo a un mes de haber comenzado protestas estudiantiles en el país sudamericano. "En Moscú (Rafael Ramírez) se reunió con el Presidente Vladimir Putin quien envió mensaje de confianza a Venezuela,también firmó acuerdos de apoyo financiero", escribió Maduro en su cuenta de Twitter, sin dar mayores detalles.

El ministro de Petróleo y presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) había llegado a Moscú en su viaje de regreso al país sudamericano desde China, donde Maduro aseguró que también se concretaron convenios "económico-financieros", que no precisó. El apoyo que Maduro aseguró recibir de Putin ocurre a un mes del inicio de las protestas opositoras en Venezuela, que arrancaron en San Cristóbal (occidente) con reclamos contra la inseguridad en las universidades y se extendieron a distintas ciudades del país con un saldo de 18 muertos, más de 260 heridos y un millar de detenidos hasta el momento.

Al respecto, el canciller venezolano Elías Jaua también se reunió hoy con su par ruso Serguéi Lavrov, según imágenes de la cadena estatal Telesur, así como también asistió al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, donde aseguró que se gesta una "campaña internacional de mentiras" contra el gobierno chavista tras las manifestaciones opositoras del último mes. Días antes realizó además una gira por los países del Mercosur con el mismo objetivo.

Rusia es uno de los aliados estratégicos de Venezuela y ambos gobiernos han suscrito decenas de acuerdos de cooperación en materias como defensa, tecnología y energía, impulsados durante el gobierno del fallecido mandatario Hugo Chávez (1999-2013) y continuados en la gestión de Maduro.

Mientras, grupos de manifestantes que querían cortar la principal autopista de Caracas volvieron a enfrentarse hoy con bombas caseras con la policía, que los dispersó con gas lacrimógeno, dejando tres detenidos en el marco de las protestas contra el gobierno que comenzaron hace casi un mes. Como ha ocurrido en las tardes de las últimas semanas, decenas de jóvenes lanzaron piedras y algunas bombas molotov a efectivos de la policía, que los dispersaron con gases lacrimógenos de la zona acomodada de Altamira, este de la capital, constataron periodistas de la AFP.

En estos incidentes se registraron "al menos 3 detenidos", uno de ellos un estudiante de 23 años de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), indicó el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, en su cuenta Twitter. "No tenemos reportes de heridos ni lesionados", indicó de su lado el alcalde de Chacao (donde está ubicada Altamira), Ramón Muchacho, en declaraciones al canal privado Globovisión. Muchacho detalló que algunos manifestantes montaron barricadas -con escombros, metal y concreto- en varias calles de la zona e intentaron "entrar en algunos edificios" para resguardarse. "Tenemos reportes de que al menos en un (edificio) se entró", agregó.

El viernes pasado, durante una refriega similar fueron detenidas más de 40 personas, que fueron liberadas en la mañana del domingo. Caracas y otras ciudades venezolanas son sacudidas desde hace un mes por protestas opositoras que han dejado en distintos incidentes al menos 18 muertos, más de 260 heridos y un millar de detenidos (la mayoría liberados), entre ellos funcionarios de la fuerza pública acusados de uso excesivo de la fuerza.

Las protestas fueron iniciadas el 4 de febrero por estudiantes de San Cristóbal (occidente) para denunciar la inseguridad y se han multiplicado en distintas localidades sumando reclamos contra la crisis económica, la represión excesiva de las fuerzas policiales y la detención de activistas y dirigentes políticos de la oposición