Maduro acusa a Rajoy de apoyar una "conjura internacional" para derrocarlo

Mientras el presidente de Venezuela acusaba al primer ministro español de estar detrás de una conspiración para derrocarlo, la Asamblea Nacional declaraba "persona non grata" al ex presidente ...
Maduro muestra un crucifijo mientras habla en su programa de televisión "Contacto con Maduro" emitido hoy desde la ciudad de Barcelona
Maduro muestra un crucifijo mientras habla en su programa de televisión "Contacto con Maduro" emitido hoy desde la ciudad de Barcelona (EFE)

Caracas

El mandatario venezolano Nicolás Maduro acusó este martes al presidente del gobierno español Mariano Rajoy, de quien dijo que pertenecía a "un grupo de bandidos", de apoyar una "conjura internacional" en contra de su gobierno. Mientras, la Asamblea Nacional declaraba "persona non grata" al ex primer ministro socialista español, Felipe González, a quien se le espera en Caracas para asesorar en la defensa del opositor Leopoldo López.

"Rajoy está detrás de una conjura internacional para derrocar el gobierno constitucional que presido", dijo el presidente en su programa televisivo "Contacto con Maduro", que transmite todos los martes la televisora gubernamental.

Maduro insistió en que Rajoy, a quien calificó una vez más de "racista", colabora con el "terrorismo" en Venezuela y que desde España "se financia y se apoya logística y diplomáticamente" una "conspiración".

El heredero político del fallecido socialista Hugo Chávez dijo que Rajoy pertenece a "un grupo de corruptos, de bandidos y de ladrones" y que "prácticamente todos sus compañeros de gobierno" están enjuiciados o presos por corrupción.

El martes de la semana pasada el Congreso de los Diputados español emitió un pronunciamiento pactado por el gobernante Partido Popular (PP, derecha) y el Partido Socialista (PSOE), principal fuerza opositora, en el que se instó al gobierno de Rajoy a tomar "todas las iniciativas pertinentes" para conseguir "la liberación inmediata" de los opositores venezolanos Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, y Leopoldo López, líder de Voluntad Popular, entre otros.

López, acusado de incitar a la violencia en las protestas de principios de 2014 contra el gobierno de Maduro que dejaron 43 muertos, se encuentra en la prisión militar de Ramo Verde, a unos 30 km de Caracas, desde febrero de 2014.

En la misma cárcel se encuentra el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, detenido el 19 de febrero pasado acusado de presuntos delitos de conspiración. Horas después, Maduro adelantó que analizaba "respuestas" al pronunciamiento del congreso español, que calificó de "agresión".

Felipe González, "persona non grata"

La Asamblea Nacional (AN, Unicameral) de Venezuela declaró hoy, con los votos de la mayoría chavista, persona non grata "para el pueblo venezolano" al expresidente del Gobierno español, Felipe González.

"Declarar al ciudadano Felipe González como persona non grata para el pueblo venezolano", fue la propuesta aprobada y llevada al hemiciclo por el representante del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Yul Jabour.

Esta decisión del Parlamento se produce un día después de que se confirmase que el ex presidente del Gobierno español tiene previsto llegar pronto a Venezuela para actuar como asesor técnico "ad honorem" de la defensa del dirigente opositor Leopoldo López, informó el lunes el abogado de este, Juan Carlos Gutiérrez.

López está preso desde febrero de 2014 por delitos vinculados a los hechos violentos registrados entonces en Caracas y que fueron la antesala de las protestas en contra del Gobierno que se extendieron durante cuatro meses y que dejaron 43 muertos, centenares de heridos y detenidos.

Ante la decisión de González de integrar la defensa de López, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, aseguró el pasado 25 de marzo que el ex presidente de Gobierno de España "no tiene facultades" para ejercer la abogacía en el país caribeño así como tampoco "tiene facultades para entrometerse en los asuntos internos de Venezuela".

El mismo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dicho que González carece siquiera de "moral para decir la palabra Venezuela". En su alocución de hoy en la AN, Jabour calificó la decisión de nombrar persona non grata a González como un "problema de soberanía".

"Le decimos desde aquí a este señor que estuvo comprometido y está comprometido con la derecha internacional (...) que actuó como agresor en la política internacional que (...) (esta decisión) es un problema de soberanía", sostuvo.

La propuesta se aprobó en una sesión en la que también se dio luz verde a un acuerdo de rechazo a las resoluciones del Parlamento español y de los senados colombiano y chileno que pidieron la liberación tanto de López como del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, preso y acusado de conspiración.

Estas resoluciones fueron calificadas por el diputado oficialista Darío Vivas, quien leyó el acuerdo parlamentario, como una "agresión" y sus contenidos como "injerencistas".

Cabello demanda a medios

Asimismo, el líder de la Asamblea Nacional venezolana y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, introdujo hoy una demanda contra tres medios de comunicación venezolanos por difundir una información que lo vincula a una supuesta red de narcotráfico. "Hoy presenté demanda ante tribunales (...) contra los medios El Nacional, La Patilla y Tal Cual", escribió Cabello en su cuenta de Twitter.

El líder del Legislativo, considerado el dirigente más importante del partido en el poder en Venezuela después del presidente Nicolás Maduro, agregó que el recurso "incluye a accionistas, directores, consejo editorial y dueños" de los periódicos Tal Cual y El Nacional, y de la página web de noticias La Patilla.

En enero pasado, medios de prensa venezolanos, incluidos los tres demandados, difundieron versiones de que Leamsy Salazar, un ex jefe de seguridad de Cabello y del fallecido ex presidente Hugo Chávez, huyó a Estados Unidos y denunció la supuesta existencia de un cartel de narcotraficantes al que presuntamente pertenecería el actual presidente de la Asamblea Nacional.

Desde que los medios venezolanos de oposición se hicieron eco, Cabello anunció que los demandaría por difamación. "Todas las directivas de los medios que han actuado contra mi persona acusándome de narcotraficante, ellos van a tener que demostrarlo (...) Muy difícil la van a tener señores de El Nacional, de La Patilla, señores de Tal Cual", dijo Cabello a finales de enero en su programa televisivo que transmite la televisora gubernamental.

El parlamento aprobó hoy un informe en el que se rechaza la "campaña mediática orquestada por parte de medios de derecha nacionales e internacionales".

La diputada oficialista Blanca Eekhout apuntó en su intervención que la "campaña" contra Cabello fue un antecedente de la orden ejecutiva que dictó el presidente estadounidense Barack Obama el pasado 9 de marzo, en la que se considera a la situación política de este país caribeño una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad de Estados Unidos.