No debo nada ni temo a la justicia: Lula da Silva

El ex presidente de Brasil dijo que la investigación en su contra por la corrupción en Petrobras es un "show mediático"; "¡La lucha continúa!", dijo en la sede del Partido de los Trabajadores.

Sao Paulo

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró que no debe nada a nadie y no teme a la justicia, luego de ser interrogado por un caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

"Me sentí prisionero hoy de mañana", dijo Lula en la sede nacional del Partido de los Trabajadores en Sao Paulo. "Si querían escucharme solo tenían que llamarme que yo iba, porque no debo y no temo" a la justicia.

La policía brasileña allanó la casa de Lula da Silva y lo trasladó con dos de sus hijos a su sede en el aeropuerto de Congonhas, donde los tres fueron interrogados por la red de corrupción develada en Petrobras en marzo de 2014. Otros inmuebles vinculados con la familia del ex presidente también fueron cateados.

Luego del interrogatorio, que duró unas tres horas, Lula da Silva dijo que la investigación en su contra es "un show mediático" y "un espectáculo de pirotecnia".

Los fiscales "encendieron en mí la llama. ¡La lucha continúa!", sostuvo Lula.

En conferencia de prensa, el ex presidente denunció el intento de "criminalizar al Partido de los Trabajadores". Hoy en Brasil, "ser amigo de Lula es algo criminal", aseguró.

En el centro de Sao Paulo, decenas de partidarios del ex mandatario brasileño agitaban banderas rojas del PT y carteles de apoyo a Lula. "¡No habrá golpe!", gritaban algunos.

"Si se mete con Lula se mete conmigo", era una de las frases escritas en las pancartas que portaban los manifestantes.

Los fiscales que investigan a Lula detallaron sus principales sospechas de "posibles crímenes de corrupción y lavado de dinero" contra el ex mandatario.

"Lula, además de líder partidario, era el responsable final de la decisión de quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de los delitos. De hecho, surgieron evidencias de que los crímenes lo enriquecieron y financiaron campañas electorales y la caja de su fuerza política", dijo la fiscalía de Paraná en un comunicado.