Lula defiende «revolución» en el PT y advierte: «Perdimos la utopía»

Según el ex presidente de Brasil, el partido que fundó en 1980 necesita un gran cambio pues cayó en los mismos vicios de todos los partidos que crecen y llegan al poder: pensar solamente en ...
El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en la conferencia "Nuevos desafíos para la democracia", en Sao Paulo
El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en la conferencia "Nuevos desafíos para la democracia", en Sao Paulo (AFP)

Sao Paulo

El ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva abogó hoy por una "revolución interna" en su Partido de los Trabajadores (PT) y lamentó que la fuerza de izquierda haya perdido la utopía.

"No sé si es defecto nuestro, si es del gobierno. El PT perdió la utopía", lamentó el ex dirigente sindical durante un evento organizado por el Instituto Lula, en el que compareció como invitado el ex primer ministro español Felipe González.

Según Lula, el partido fundado por él en 1980, y que ostenta la Presidencia del país sudamericano desde 2003, necesita pasar por una "revolución" debido a que cayó en los mismos vicios que tienen todos los partidos que crecen y llegan al poder, y que son, afirmó, pensar solamente en cargos, en empleos y en ser elegidos.

"Tenemos que definir si queremos salvar nuestra piel y nuestros cargos o nuestro proyecto", dijo el ex mandatario, quien gobernó el país entre 2003 y 2010, en declaraciones que recoge el portal del Instituto Lula.

Lula hizo las declaraciones durante un discurso pronunciado en el seminario "Nuevos desafíos de la democracia", al que fueron invitados, además del ex primer ministro español, los representantes de las fundaciones Friedrich Ebert, Tomas Mann, y Perseu Abramo, Kjeld Jakobsen.

Neves vencería a Lula

De otra parte, el senador socialdemócrata brasileño Aécio Neves posee el 35 por ciento de las intenciones de voto, diez puntos porcentuales más que el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, reveló una encuesta del instituto privado Datafolha divulgada este domingo por el diario Folha de Sao Paulo.

En tercer lugar figura la ex ministra de Medio Ambiente y ex candidata Marina Silva, con un 18 por ciento de las intenciones de voto. Silva se postuló a la Presidencia en los pasados comicios de octubre por el Partido Socialista Brasileño (PSB) tras la trágica muerte del candidato original, Eduardo Campos.

Neves disputó la segunda ronda electoral con la actual presidenta Dilma Rousseff, quien venció y conquistó su segundo mandato consecutivo por tres puntos de diferencia.

En caso de que el PSDB disputara elecciones con el actual gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, en lugar de Neves, el resultado sería un empate técnico entre Lula y Silva, que serían apoyados por el 26 y el 25 por ciento del electorado, respectivamente. Alckmin llegaría en tercer lugar, con el 20 por ciento.

Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, nunca descartó volver a postularse en las elecciones de 2018. No obstante, puso freno a su candidatura a raíz de la crisis que atraviesa el gobierno de Rousseff y la fuerza política que ambos integran, el Partido de los Trabajadores (PT).

Rousseff, que asumió su segundo gobierno en enero, ha visto desplomarse el respaldo popular a raíz de las graves denuncias de corrupción en el ente estatal Petrobras, las cuales afectan directamente al PT, y también por la crisis económica que llevó al gobierno a realizar un impopular y drástico ajuste fiscal.

Según resultados de la misma encuesta sólo el diez por ciento de los electores considera "bueno u óptimo" el gobierno de la presidenta, mientras que el 65 por ciento lo catalogan como "malo o pésimo". Se trata de índices de desaprobación y aprobación inéditos desde que Rousseff asumió su primer gobierno, en enero de 2011. 

En una encuesta anterior de Datafolha, divulgada en abril, el índice de aprobación era del 13 por ciento y el reprobación de un 60 por ciento. El sondeo se realizó entre el miércoles y el jueves pasados, cuando fueron entrevistados 2,840 electores en 174 municipios de todo el país.