Lula explica a los cubanos como atraer inversión extranjera

El ex presidente de Brasil se encuentra en la isla, donde habló con empresarios y funcionarios sobre la experiencia brasileña en la atracción de inversión extranjera y recorrió con Raúl Castro el ...

La Habana

El ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, artífice del millonario apoyo a Cuba del gigante suramericano, se reunió hoy en La Habana con empresarios y funcionarios del gobierno nacional para hablarles de  “la experiencia brasileña en la atracción de inversiones” extranjeras, se informó oficialmente hoy. Lula realiza una visita a la isla que se extenderá hasta el jueves.

Según informaron las autoridades cubanas, Lula explicará mañana miércoles la concepción brasileña del papel del Estado “como inductor asociado y facilitador” de las inversiones extranjeras,  en momentos en que el gobierno nacional se apresta a aprobar el mes próximo una ley en ese campo, que ha despertado expectativas incluso entre empresarios de origen cubano radicados fuera de la isla.

En ese sector figura hasta el magnate azucarero de origen cubano radicado en Estados Unidos, Alfonso Fanjul, quien hace pocas semanas reveló al The Washington Post que quisiera volver a invertir en Cuba “bajo las circunstancias correctas”, desencadenando un sismo en el exilio cubano de Miami, del cual ha sido financista activo desde que abandonó el país tras la nacionalización de sus negocios al triunfar la revolución en 1959.

Lula y el presidente cubano, Raúl Castro, recorrieron hoy el megapuerto de Mariel, 45 km al oeste de La Habana, construido y financiado por Brasil, informó la televisión local. "Pienso que el Puerto de Mariel representa para Cuba la posibilidad de una revolución industrial, porque es la posibilidad de atraer empresas para la producción de productos de alta tecnología", dijo Lula al noticiero de televisión.

Lula destacó que el megapuerto, inaugurado el 27 de enero por Raúl Castro y la presidente Brasileña Dilma Rousseff, es "una referencia para otros países de América Latina y el Caribe". "Estoy muy orgulloso de haber vivido hasta el momento de presenciar que Cuba haya hecho un puerto de esta magnitud" y "más feliz estoy porque Brasil ha participado en la colaboración de este nuevo momento que vive Cuba", añadió.

Refiriéndose a las reformas emprendidas por el gobernante cubano para actualizar el modelo económico centralizado de corte soviético que la isla siguió durante medio siglo, Lula dijo que "Raúl ha estado tomando decisiones corajudas" para "hacer que Cuba haga una gran modernización y desarrollo". "Todo esto es muy importante y ahora sólo necesitamos derrumbar el bloqueo de los americanos, para que Cuba pueda desarrollarse a plenitud", apuntó Lula, en alusión al embargo que Washington aplica contra la isla desde 1962.

El megapuerto del Mariel es el mayor proyecto de infraestructura en la historia de Cuba, y su desarrollo debe durar una década para concentrar en una área de 465 km2 el puerto, construido por la empresa brasileña Odebrecht, y una zona franca industrial y comercial (Zona Especial de Desarrollo de Mariel). El gobierno de Brasil -segundo socio comercial cubano en América Latina después de Venezuela- financió con 802 millones de dólares la primera etapa de la construcción del megapuerto, y en la ceremonia de apertura en enero, Rousseff anunció un nuevo crédito de 290 millones de dólares para la ampliación de las obras.

Lula ofrecerá en la tarde del miércoles una conferencia de prensa, en la única actividad de su agenda en Cuba divulgada por la cancillería local.