Para Luis Almagro, el reto es que Cuba regrese a la OEA

Mañana asume al frente del organismo. La isla caribeña fue suspendida en 1962 por órdenes de EU ante el curso de la revolución.
Ex canciller uruguayo Almagro.
Ex canciller uruguayo Almagro. (Especial)

Washington

Convencer a Cuba de que se reintegre a la Organización de Estados Americanos (OEA) es uno de los principales retos del uruguayo Luis Almagro, que mañana asume la secretaría general del organismo en un momento de acercamiento histórico entre Washington y La Habana.

Almagro, que forjó una buena relación con el gobierno de Raúl Castro en su época de canciller uruguayo (2010-2015), está bien posicionado para conversar con Cuba, pero no se espera que a corto plazo la isla vuelva a ser miembro activo de la OEA, según fuentes diplomáticas y expertos.

"Se trata de un proceso que tiene sus propios tiempos, nosotros trataremos de impulsar un curso de acción para el pleno ingreso, sin violentar los intereses de los actores involucrados", explicó el equipo de transición de Almagro.

La tesis general en la OEA es que no se puede ir de la nada al todo, por lo que la estrategia podría pasar por buscar proyectos concretos de colaboración que allanen el camino hacia el posterior reingreso de Cuba, el único país del continente dejado fuera del organismo.

El titular saliente, el chileno José Insulza, se va "dejando la puerta abierta" para la vuelta de Cuba a la organización y reclama su crédito por el papel de la OEA en el deshielo entre Estados Unidos y la isla.

Y es que bajo su gestión se dieron tres hitos en las relaciones OEA —Cuba: en 2009 se levantó la suspensión a la isla; en 2014, Insulza fue el primer secretario general de la OEA en viajar a la isla desde 1962 y en abril pasado Cuba participó por primera vez en una Cumbre de las Américas (en Panamá).

Cuba, miembro de la OEA desde su creación en 1948, fue suspendida en 1962 por la adhesión al marxismo-leninsimo del líder de la revolución de 1959, Fidel Castro, en el marco de la guerra fría, que dividió al mundo en dos bloques, uno encabezado por EU (capitalista) y el otro por la Unión Soviética ("comunista").