Londres acusa al régimen sirio de asesinar a médico británico

Abas Jan, un cirujano ortopedista de 32 años del sur de Londres, viajó a Alepo el año pasado para atender a civiles, pero fue capturado por las autoridades del país en noviembre de 2012.

Londres

Un ministro del Reino Unido acusó hoy al régimen sirio de haber asesinado "de hecho" a un médico británico, detenido en Siria durante más de un año después de trabajar como voluntario en hospitales de campaña. Refiriéndose a la muerte del doctor Abas Jan, el secretario de Estado de Relaciones Exteriores Hugh Robertson dijo a la BBC que "no hay ninguna excusa al tratamiento que sufrió por parte de las autoridades sirias, que de hecho han asesinado a un ciudadano británico que se encontraba en su país para ayudar a gente herida durante su guerra civil".

El doctor, un cirujano ortopedista de 32 años del sur de Londres, viajó a la ciudad siria de Alepo el año pasado para atender a civiles, pero fue capturado por las autoridades del país en noviembre de 2012. El hermano del médico, Afroze Khan, y un diputado británico, George Galloway, anunciaron hoy su fallecimiento, días antes de su entrega prevista al legislador. En un primer momento, el Foreign Office se había negado a confirmar la información. "Fue a Siria a ayudar al pueblo sirio afectado por la guerra civil", añadió el secretario de Estado en sus declaraciones a la BBC, exigiendo "aclaraciones urgentes" de parte del gobierno de Damasco.

Abas Jan, un cirujano ortopedista de Londres de 32 años, fue detenido en noviembre de 2012 en Alepo, norte de Siria, donde había acudido para ayudar a los civiles heridos. Según su hermano Afroze, las autoridades sirias habían prometido liberarle esta semana antes de informar el lunes de su muerte a su madre, que se encontraba en Siria desde hacía cuatro meses para reclamar su liberación. "Mi hermano estaba listo para volver a casa. Estaba contento y esperaba con impaciencia ser liberado", declaró a la BBC Afroze Jan precisando que no recibió detalles sobre las circunstancias de la muerte.

"Estamos hundidos, conmocionados y enfadados con el Foreign Office (el ministerio de Relaciones Exteriores británico) que dio largas en el asunto durante trece meses", añadió el hermano del médico, que era padre de dos hijos. El ministerio de Relaciones Exteriores inglés no confirmó la muerte, pero dijo estar "extremadamente preocupado por la noticia que informa de la muerte del Doctor Jan detenido en Siria". Indicó que pidió tener acceso consular al médico, "ya sea directamente o por intermediación de rusos, checos y otros", pero fue ignorado.

"Si estas trágicas informaciones se verifican, la responsabilidad de la muerte del Doctor Jan incumbe" a las autoridades sirias "y vamos a hacer presión para obtener respuestas sobre lo que ocurrió", afirmó una portavoz de la cancillería británica. El diputado laborista y negociador británico George Galloway confirmó hoy la "horrible noticia", aunque señaló que espera "aclaraciones sobre las circunstancias precisas" de la muerte del médico.

Galloway aseguró que negoció la liberación del médico "durante meses con el gobierno sirio, incluido el presidente" Bashar al Asad, y que debía "acudir a Siria esta semana para traerle [a Jan] a casa". Según la BBC, la madre del médico le visitó este año y le vio muy débil. Con no más de 32 kilos de peso, Jan afirmó haber sido torturado.